Foro Defensa México

La relación México-China: tren que se descarrila

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La relación México-China: tren que se descarrila

Mensaje por ivan_077 el Marzo 18th 2015, 02:21



La relación México-China: tren que se descarrila
El balance es históricamente desigual en comercio e inversiones, y mientras se cancelan proyectos para disgusto de los chinos, los empresarios mexicanos buscan defenderse de “un monstruo con palillos para los dientes”, dicen especialistas.
0comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS
Huawei, el enamorado que no ve el rompimiento

Firma venezolana invertirá 220 mdd en Tamaulipas

Hackers roban mil millones de dólares a bancos
EL EDITOR RECOMIENDA
Fraudes en cajas de ahorro cuesta 5 mmdp a mexicanos
El Banxico subasta 200 mdd por desplome del peso
España manda a prisión a ‘piratas’ de diarios en internet
PRI y PAN inician campañas electorales en Monterrey
Pemex rentará refinerías y despedirá personal
Falso que Guillermo Padrés recibiera soborno: vocero
Amílcar Salazar | Especiales LSR | 2015-02-16 22:07:00

Especialistas consideran que si bien entre 2013 y 2014 la relación comercial y de inversión históricamente desigual entre México y China intentó ser relanzada, la cancelación de proyectos que involucran a firmas chinas frenó el avance, mientras los empresarios mexicanos buscan defenderse del “monstruo con palillos para los dientes”.

Las inversiones de China en México se han visto postergadas una y otra vez a pesar del trabajo político que los presidentes Enrique Peña Nieto y Xi Jinping han realizado en los últimos dos años, dejando un puente comercial inestable y poco aprovechado por los industriales de ambas naciones.

Mientras los distintos sectores nacionales han manifestado su incertidumbre ante las importaciones chinas, los empresarios asiáticos han disminuido su nivel de inversión de manera paulatina, o al menos, según especialistas consultados por La Silla Rota, no han concretado un gran proyecto en años recientes a pesar de que China es el segundo socio comercial más importante para México, después de Estados Unidos.

En los últimos 10 años, ese país ha destinado más de 10 mil millones de dólares a la Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina, de los cuales México ha recibido apenas 300 millones de dólares.

En 2014, el comercio bilateral ascendió a unos 60 mil millones de dólares; y en 2013, las empresas de China sólo registraron inversiones por 430 millones de dólares en México, mientras que la cantidad para el resto del mundo sobrepasan los 600 mil millones de dólares, según cifras de Heritage Foundation.

A este fenómeno se le suma la fallida licitación del tren rápido México-Querétaro y la clausura del proyecto empresarial Dragon Mart, inversiones fallidas que se convirtieron en la cereza del pastel para una relación percudida y poco cultivada por diplomáticosque han fracasado en entablar diálogos de confianza con los inversionistas chinos.



PROMESAS INCUMPLIDAS Y TREN RÁPIDO

En agosto de 2013,Xi Jinping y Enrique Peña Nieto firmaron una serie de acuerdos de entendimiento “para robustecer el intercambio científico, económico y de esparcimiento”.

En 2014 se logró un acuerdo de inversión por 14 mil millones de dólares provenientes de China; 14 proyectos de infraestructura y explotación petrolera, así como operaciones de Banco Industrial y de Comercio de China en México.

La relación “fue relanzada al más alto nivel, como parte del objetivo del Plan Nacional de Desarrollo”, según dijo Peña Nieto. Sin embargo, México ha visto poco o casi nada de esa benigna relación e inversiones.

Por si no fuera poco, en semanas recientes, el gobierno de México tomó una serie de decisiones que dejó muy mal sabor de boca a los inversionistas asiáticos, como la cancelación de la licitación del tren de alta velocidad por tres mil 800 millones de dólares, que había ganado un consorcio liderado por la empresa estatal China Railway Construction Corporation (CRCC), así como la clausura de un ambicioso Centro de Negocios chino-mexicano, también conocido como Dragon Mart en Cancún, Quintana Roo.

Enrique Dussel Peters, director del Centro de Estudios China-México (Cechimex), en entrevista con La Silla Rota, explicó que si bien ambas naciones han incumplido y han fallado en sus acuerdos, es lamentablemente que “no se hayan logrado concretar proyectos que permitan una estrategia a largo plazo, donde si fracasa uno, haya una batería de inversiones que respalden a los demás”.

“Lo que estamos viviendo, es que se ha revertido buena parte del esfuerzo que llevaron los dos mandatarios. Mi lectura de todo esto, viéndolo positivamente, es que los dos países se tienen que tomar en serio el uno al otro”, dijo Dussel Peters.

Pero como no es el caso, explicó, “un proyecto fractura la relación entre ambas naciones”.

A finales de 2012la relación México-China se encontraba en su peor momento en los últimos 40 años como resultado de un cúmulo de desatenciones y de malos entendidos como la crisis del virus A1H1, la visita del Dalai Lama, aunado a las poco acertadas declaraciones de distintos funcionarios de ambos países.

Durante 2013 y 2014, la relación se fortaleció pues “se definió una estrategia y el foco de atención fue la inversión de China en México, pero después de dos años no se ha concretado una inversión relevante y volvemos a como estábamos a finales de 2012”, comentó.

Ahora existe un serio enojo, sobre todo el tema del tren rápido, incluso los empresarios chinos han señalado que para el futuro exigirán más garantías, “toda vez que la palabra del Presidente ya no es suficiente”.

“La inversión y las empresas chinas no están interesadas en una relación de corto plazo y estamos viviendo una situación bastante difícil”, explicó el académico.

“Muchas empresas creen que sigue interactuando con el gobierno mexicano como si fuera igual que allá. Pero se han topado con pared, porque el gobierno mexicano dice una cosa y a los tres días, dice otra. Lo que les ha traído serias dificultades”, agregó.

El hecho es que China no está invirtiendo en México y, a decir del economista, nos está enviando un mensaje de que tiene la capacidad para invertir, pero no lo va a hacer porque, “México todavía está muy tropicoso”.

“Lo que nos encontramos es que por un proyecto fallido” la relación entre México y China está bajo escrutinio y ello “nos coloca en una coyuntural crisis de credibilidad, resultado de la falta de capacidad de conocimiento y de trabajo a largo plazo”, apuntó, y recordó además que socio comercial, México tiene que invertir, “y llama la atención que China es el segundo socio comercial de México”.



¿Por qué México no exporta?

Históricamente, la relación comercial entre ambas naciones no ha sido equitativa. Han tenido una relación bastante desigual, con un desequilibrio sustantivo que pone en evidencia la falta de acuerdos de las empresas mexicanas.

En la última década,no más de 60 empresas chinas han arrojado 400 millones de dólares de inversión en México, mientras México maneja 109 proyectos con apenas 65 millonesdólares de inversión en China.

De acuerdo con datos del Banco de México y de la Secretaría de Economía, en 2014 las exportaciones de México hacia China se redujeron 7.58%; mientras que las importaciones se incrementaron 6.8%.

(Miles de dólares)


2013


2014

Exportaciones


6,470,049


5,979,465

Importaciones


56,274,021


60,089,293

“La relación comercial con China ha sido de 10 a uno: importamos 10 y exportamos uno. Tenemos un desequilibrio realmente sustantivo y lo poco que exportamos ha venido disminuyendo. Entonces estamos en un serio problema que reitera la falta de un acuerdo transversal, no sólo en economía, sinoen hacienda, en turismo, agricultura, en el sector privado y académico para plantear una mejor estrategia, de otra manera, la relación no va a trascender”, comentó el especialista.

Para el experto en la relación México-China, hoy en día “hay desconocimiento e ignorancia” por parte de los connacionales, quienes no han estudiado el potencial del mercado chino, ya que durante los últimos 20 años se han enfocado solamente en América del Norte… y desairando Asia.

“China requiere una inversión a largo plazo. Es un mercado caro porque requiere una de serie de cambios y estudios en la materia: hace falta conocer la demanda, el mercado y los gustos chinos que son diametralmente diferentes, y sobre todo, invertir”, señaló el también profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México.

No obstante, es la economía más dinámica en los últimos 10 años, y la principal economía en el planeta según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Se requiere un esfuerzo institucional de las cámaras empresariales, pues todos tienen que pasar por lo mismo, los organismos empresariales no están funcionando bien, y tampoco los públicos que aparentemente brindan facilidades para poder exportar”, lamentó.

-¿Qué les falta?

“Les está faltando sumar, apoyarse mutuamente, zapateros, tequileros, todos, pero qué tal si juntamos esfuerzos, buscamos distribuidores, y exportamos juntos a China, pero no lo hacen”, dijo.



Industria nacional, víctima del dragón

No obstante, México se encuentra en una franca desventaja ante China respecto a la balanza comercial. Las industrias mexicanas de metales, plásticos, textiles, calzado, vajillas y bicicletas tienen algo en común: han presentado una mayor debacle ante la introducción de productos de origen chino.

De acuerdo con cifras de la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales (UPCI) de la Secretaría de Economía, de las 50 cuotas de importación vigentes al 10 de febrero de 2015, 44% corresponde productos chinos.

Los productos con cuotas mantienen la tendencia histórica, pues en su mayoría pertenecen al sector de metales básicos y sus manufacturas con una participación del 54%.

Para la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) “aún cuando el mercado nacional de acero crece, quienes captan el crecimiento son las importaciones principalmente de Japón, China y Corea del Sur”.

Según datos de Canacero, durante 2014China incrementó su exportación de acero al mercado mexicano en 101.1%, en comparación al período inmediato anterior.

La nación asiática ocupa el cuarto lugar después de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, en cuyo conjunto la participación pasó de 28.6 a 36.0% como los mayores países de los que México importa productos laminados.

En tanto, la exportación de productos siderúrgicos disminuyó 3.6 por ciento en 2014 para llegar a 5.79 millones de toneladas, y en 2013 fue de 6.00 millones de toneladas, aumentando el déficit comercial a 6.6 millones de toneladas.

La Canacero lamentó que a pesar de “las acciones emprendidas por la Secretaría de Economía y la UPCI, subsisten importaciones bajo prácticas desleales que distorsionan el mercado nacional”.

“Aun cuando el mercado nacional de acero crece, quienes captan el crecimiento son las importaciones principalmente de Japón, China y Corea del Sur”, se detalla en documentos de la Cámara presidida Alonso Ancira.

En la última década, en este sector, México ha tenido una tasa de crecimiento promedio de 1.47% arriba del resto del mundo, y creció a tasa anual de 1.16%, mientras que China desde su entrada a la OMC crece a una tasa anual promedio de 13.38%.

Un ejemplo tácito se encuentra en las compras mexicanas de chapas laminadas procedentes de China, que registraron un aumento de 140.6% en 2012, según datos de Canacero, que incluso ha presentado demandas antidumping contra las siderúrgicas del país asiático.



Hay niveles

Enrique Dussel Peters ironizó y aseguró que los distintos sectores empresariales han querido “defenderse de un monstruo con palillos para los dientes”, pues es demasiado tarde para querer detener una competencia que comenzó hace más de dos décadas.

“Hace 20, 25 años tal vez, competíamos en distintos sectores. Hoy no, a nivel de clases económicas”, explicó.

Y aunque reconoció que sí hacen falta políticas de competitividad, de investigación y desarrollo, y la Canacintra, la Concamin, los textileros, la industria del vestido, con el TLCAN, han exigido políticas industriales, México necesita voltear hacia otros lados.

“Estamos en ligas diferentes, estamos viendo un juego de Ecatepec versus el Barcelona, que perderían 10 a 0… Y eso representa un buen resultado”, finalizó.
Comentarios:
http://lasillarota.com/la-relacion-mexico-china-tren-que-se-descarrila#.VOTjo_mG8QM

chinguen a su madre los chinos. malditos depredadores.
todavia no olvido lo que le hicieron a las siderurgicas nacionales y lo chafas que salen los tubulares.

como si no fueran ellos los que salian mas beneficiados del trafico de hierro de la tuta.

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.

ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7857
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.