Foro Defensa México

Chilapa: Recuento de la violencia

Ir abajo

Chilapa: Recuento de la violencia

Mensaje por kibalion777 el Mayo 2nd 2015, 14:24

De un tiempo a la fecha, el huracán de violencia que recorre Guerrero, ha descargado su furia con frecuencia en Chilpa. A su paso, ha dejado matanzas, descuartizados, desaparecidos, balaceras y, sí, mucho dolor. Ha alterado la economía y la cotidianidad de los pobladores: las noches son más largas y los días más cortos.

La semana pasada, el vendaval tocó tierra de nuevo en este municipio.

La noche del lunes 20 y la mañana del martes 21 se registraron balaceras entre grupos de la delincuencia organizada, y entre criminales y policías estatales en diferentes puntos del municipio. El despunte de la violencia tuvo consecuencias fatídicas: un policía estatal muerto y otro más herido.

A las 11:10 de la noche de ese lunes comenzaron las detonaciones. Mientras pasaba el tiempo se volvían más intensas. Las ráfagas de las armas largas se prolongaron. No había la certeza del lugar de dónde se intercambiaban los balazos. Lo cierto es que las calles de Chilapa se desolaban con la misma velocidad con la que se alertaba de las balaceras por las redes sociales. Las gargantas metálicas impusieron el toque de queda.

Así, con el intercambio intermitente de balazos, pasaron unos 40 minutos. Fueron 40 minutos donde el estruendo de las balas retumbó en toda la ciudad: a esa hora no se escuchaba nada más que disparos.

La noche terminó sin saberse bien a bien qué había pasado y dónde había pasado.

Por la mañana, la información comenzó fluir. Como a las 9:30 de la mañana, el gobierno municipal posteó en su cuenta de Facebook los primeros datos concretos.

Dijo que de acuerdo a reportes se alertó de un enfrentamiento entre los grupos de la delincuencia organizada que se disputan el control de la ciudad, en el camino que une a la comunidad de El Paraíso y Santa Catarina.

Al lugar, precisó el gobierno municipal, acudieron elementos de la Gendarmería, de la Policía Estatal, Ministerial y Municipal, pero no encontraron nada. No había personas lesionadas ni decesos, sólo balas percutidas de diferentes calibres en el suelo. Tampoco, como es la regla, detuvieron a algún delincuente.

En ese mismo comunicado, el gobierno municipal pidió a los ciudadano no caer en pánico y conservar la calma, incluso, se atrevió a pedirles que crearan su propio plan familiar de protección.

Muchos, antes de la recomendación, ya habían toma precaución. Por ejemplo la Preparatoria 26 de la Universidad Autónoma de Guerrero, que se ubica en el barrio de San Antonio, que lleva al camino que conduce al poblado de El Paraíso, suspendió clases. También lo hicieron la Secundaria Técnica Ignacio Manuel Altamirano, la primaria Dominga Sánchez Miranda y algunos jardines de niños.

La calma duró muy poco. A las 11:20 de la mañana, se registró otro enfrentamiento, ahora en la comunidad indígena de Atzacoaloya, a unos 20 minutos de la cabecera municipal.

Allí, según el gobierno municipal, el enfrentamiento lo encabezaron policías estatales de la unidad de las Fuerzas Especiales y delincuentes.

En entrevista con reporteros en Chilpancingo, el alcalde, el priísta Francisco Javier García González, explicó que los policías estatales realizaban un recorrido por Atzacoaloya cuando se toparon con los criminales y se enfrentaron. Otra versión dice que los criminales emboscaron a los estatales.

En el traqueteo, murió un policía estatal y otro más resultó herido.




***


Atzacoaloya es una comunidad donde predominan los indígenas. Allí se siembran y cosechan las cebollas y ajos que se consumen en muchos municipios del estado. Es de las comunidades más grandes de Chilapa, pero aún conserva un marcado rasgo rural. Los servicios básicos desde hace mucho están a medias.

En esta comunidad, la mayoría de las mujeres viste el traje típico: una falda tableada con flores impresas, una blusa blanca bordada de forma discreta y un reboso gris.

Atzacoaloya es un poblado tranquilo donde todos conocen a todos. Donde las diferencias mayores se resuelven a golpes cuando el mezcal ya surtió efecto.

Pero en este momento, la ubicación geográfica de Atzacoaloya es su peor enemigo. Justo allí comienza a desplegarse una de las carreteras que comunican al municipio de Chilapa con el de Quechultenango. En otras palabras, es la división del territorio que riñen Los Rojos y Los Ardillos.

El martes Atzacoaloya fue el escenario de un enfrentamiento a balazos entre policías estatales y criminales. Eran apenas las 11:00 de la mañana, cuando niños aún estaban en clases.

Pero en Atzacoaloya han pasado más cosas.

El 2 de febrero, en plena celebración de su santo patrono, La Candelaria, hombres armados asesinaron a balazos a otros dos. La fiesta en ese momento terminó, todos corrieron a refugiarse y no volvieron a terminar de ver las danzas y de escuchar la música de viento.

Días después un joven vestido con su uniforme del Conalep fue asesinado a balazos en pleno centro de la comunidad. El estudiante corrió para intentarse salvarse, pero las balas lo alcanzaron.

Ahora cruzar Atzacoaloya en cuanto cae el sol y, en otras ocasiones cuando aún está en su cumbre, se debe identificar plenamente, mostrar la credencial de elector y, si no estás en la lista de los que buscan, seguir el camino.




***


A más de un kilómetro de distancia del hotel donde la Gendarmería tiene su base, unos 20 hombres armados encañonaron al candidato a gobernador por Movimiento Ciudadano (MC), Luis Walton Aburto, y a su equipo de campaña la madrugada del sábado 25.

A las 6:10 de la mañana, de acuerdo a un comunicado, el candidato junto con su equipo fue interceptado por hombres con “armas de alto poder” a la altura de la gasolinería ubicada a la salida de la ciudad sobre la carretera que lleva al municipio de Tlapa.

En el texto, el equipo de campaña de Walton Aburto explica que los 20 hombres armados estaban en por lo menos tres camionetas de redilas con las que mantenían bloqueada parcialmente la vía federal.

Al llegar a este punto, los hombres apuntaron con sus armas al candidato y a su comitiva, entre la que iban agentes de la Policía Federal asignados por el gobierno federal para resguardarlo ante el clima de violencia que se vive en el estado.

A un poco más de un kilómetro de allí, está el hotel donde se hospedan los agentes de la Gendarmería que llegaron al municipio a inicio de año para resguardar la ciudad.

A pesar a la presencia de la Gendarmería, el Ejército y la Policía Estatal, en el municipio la violencia generada por la disputa por el control del territorio entre dos grupos de la delincuencia organizada, no para.

La noche del lunes 20, entre la comunidad de El Paraíso y Santa Catarina hubo un enfrentamiento a balazos, de alrededor de 40 minutos. De ese enfrentamiento, el gobierno municipal informó que no hubo muertos ni heridos; tampoco detenidos.

Al día siguiente, el martes como a las 11:00 de la mañana, se suscitó otro enfrentamiento. Éste se dio entre un grupo delictivo y la policía estatal.

Se dice que los criminales emboscaron a los elementos de las Fuerzas Especiales y después vino el enfrentamiento.

Como resultado, murió un policía estatal y otro más resultó herido.

A consecuencia del enfrentamiento de la víspera, el martes, diferentes planteles educativos decidieron suspender clases como medida de protección.

Éste no es el único caso de agresión por parte de un grupo delincuencial en esta vía. El año pasado, el 12 de marzo, el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, junto con el abogado Santiago Aguirre, fueron asaltados.

Los periódicos dijeron que tres delincuentes los amarraron, los sacaron del camino y les quitaron la camioneta en que se viajaban, así como sus pertenencias e identificaciones.

El sábado 25, Walton Aburto encabezaría una gira proselitista por los municipio de Atlixtac y Zapotitlán Tablas; tras el hecho, se canceló el recorrido.

Pese a estos hechos, precisó el candidato, continuará con normalidad sus recorridos por todas las regiones del estado.






***


La disputa por el territorio se trasladó a la zona rural.



1. Desde agosto del año pasado, la comunidad de Ayahualulco, la principal proveedora de artesanías elaboradas con hojas de maíz y palma, carece de transporte público. Un grupo criminal levantó a cuatro choferes de las urvan que corrían de la localidad a Chilapa y desde entonces se canceló.

En esa comunidad se han dado enfrentamientos y los grupos se han dejado mensajes en cuerpos descuartizados. También ambos grupos acusan a los pobladores de apoyar a su oponente. Ahora, ellos mismos se protegen: crearon una especie de autodefensa.



2. El miércoles 26 de noviembre, en la comunidad de El Paraíso, a unos 15 minutos de la cabecera municipal, se enfrentaron los grupos que, según los informes gubernamentales, disputan la plaza, Los Rojos y Los Ardillos.

Por donde pasaba la caravana de hombres armados, los pobladores corrían a refugiarse donde podían. Minutos después comenzaron los rondines del Ejército y de la Policía municipal y las calles se vaciaron. La circulación de los carros y las motonetas disminuyó, los negocios bajaron sus cortinas y las escuelas retiraron a sus estudiantes.

De acuerdo a diferentes versiones el enfrentamiento en la comunidad de El Paraíso duró de 20 a 30 minutos. Al otro día fueron encontrados 11 cuerpos decapitados y quemados en un camino que conduce a la comunidad de Ayahualulco, a 100 metros de un modulo de policías.



3. Ese mismo 26 de noviembre, cinco personas fueron desaparecidas por un comando armado en la comunidad de El Jaguey.

Los familiares de los hermanos Alejandrino y Hugo Díaz Navarro dijeron que dos de los cinco desaparecidos fueron levantados por “muchas personas armadas”, en una camioneta blanca de redilas y llevados al municipio de Quechultenango, donde reside uno de los dos grupos de la delincuencia organizada que se disputan la plaza.

Contaron que un día después, presentaron una denuncia ante la agencia del Ministerio Público por el delito de privación ilegal de la libertad.

La Fiscalía General del Estado (FGE) y Procuraduría General de la República (PGR) no actuaron para localizar a sus familiares.

También acudieron a personal del Ejército mexicano y del grupo de las Fuerzas Especiales de la Policía estatal, pero éstas también se negaron. Les dijeron que no podían moverse sin ordenes y que éstas eran que se mantuvieran sólo en la cabecera municipal, donde su presencia ha sido escasa en los últimos días.

Pidieron ayuda a la Policía Federal, la cual implementó un operativo en la entrada de Quechultenango, pero se negaron entrar a las comunidades por el riesgo de ser emboscados.

Hasta el momento, denunciaron, ninguna autoridad se ha acercado para informales si se está realizando ya alguna investigación.



4. El sábado 29 de noviembre alrededor de las 8:45 de la noche se reportó el hallazgo de una camioneta incendiándose con cinco cuerpos adentro sobre la carretera que conduce a la comunidad de Acatlán.

De ese hallazgo el secretario de Seguridad Pública municipal, Job Encarnación Cuenca, dijo que dos de los cinco cuerpos correspondían a los hermanos Díaz Navarro. No obstante, los familiares dijeron que no había elementos suficientes para determinar que fueran ellos.



5. En diciembre, profesores de 110 escuelas básicas levantaron actas administrativas para suspender clases. El grueso de esas escuelas están ubicadas principalmente en las comunidades Xilozuchican, Mexcalcingo, Santa Catarina, Ayahualulco y Tlamixtlahuacan, lugares donde se centra la disputa de los grupos de la delincuencia organizada el control del municipio.

Otra de las razones por las que decidieron suspender clases fue la falta de transporte público que también ha sido suspendido por la falta de seguridad.



6. La noche del 8 de febrero, la policía comunitaria que se conformó en Chilapa, José Joaquín Herrero y Zitlala, entró a la comunidad de San Jerónimo Palantla y se enfrentó a balazos con sus pobladores.

Según los comunitarios, llegaron a San Jerónimo para negociar la liberación de sus dos compañeros, Isaac Xochitempa y Rufino Orgín. Ambos estaban detenidos por ordenes del comisario municipal, Alfonso Orgín Calvario.

La detención de los comunitarios de San Jerónimo fue una respuesta del comisario por haber aprehendido a Antonio Bolaños Calvario, quien según la policía comunitaria amenazó de muerte a una mujer de la misma comunidad. Pero también, sobre la detención de Bolaños Calvario, está la versión de que lo detuvieron porque lo encontraron en el cultivo de amapola.

“En el fondo de estos hechos (el enfrentamiento) se encuentran el control sobre la siembra y cultivo de droga, además de la introducción y venta de armas por parte de estas personas integrantes del grupo delictivo de Los Rojos que actualmente operan en el corredor Chilpancingo, Tixtla, Chilapa y Tlapa con la total complacencia de las autoridades gubernamentales”, dijo la CRAC-PF el mismo día en que ofreció la conferencia de prensa en Ayahualtempa como para despejar dudas.


7. Atzacoaloya fue el más reciente escenario de esta ola de violencia en Chilapa.

fuente: http://www.trinchera-politicaycultura.com/ediciones/792/info-01.html


kibalion777
Señalero
Señalero

Masculino Cantidad de envíos : 2757
Fecha de inscripción : 24/06/2013

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.