Foro Defensa México

Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por ivan_077 el Marzo 26th 2014, 01:21

Recuerdo del primer mensaje :


Domingo 23 de marzo del 2014 | 22:07

CONAKRY, Guinea (AP). Las muestras tomadas a las víctimas de una fiebre hemorrágica viral que ha matado a más de 50 personas en Guinea dieron positivo al virus del ébola.  Es la primera vez que se detecta un brote entre humanos en este país del Africa occidental.

Un comunicado del Ministerio de Salud informaba de 80 casos, incluidos 59 decesos, en su mayoría en tres prefecturas sureñas cercanas a Sierra Leona y Liberia. Tres casos, incluidas dos muertes, se reportaron en Conakry, la capital. Un equipo que incluye al ministro de Salud fue enviado a la región, dijo Damantang Albert Camara, portavoz del gobierno, mientras que el grupo Médicos sin Fronteras instaló una unidad de aislamiento en Gueckedou para tratar de detener la propagación de la enfermedad.

PELIGROSA FALTA DE SALUBRIDAD

"En Guinea, un país con una endeble infraestructura médica, un brote como este puede ser devastador", dijo el domingo el Dr. Mohamed Ag Ayoya, representante de la UNICEF en el país. Agregó en un comunicado que tres niños habían muerto en el brote.

Brotes previos de ébola se registraron en el Congo y Uganda, el más reciente en 2012. El único caso previo de humanos infectados por el virus en Africa occidental fue en 1994, cuando un científico enfermó tras atender casos de ébola en chimpancés en un parque nacional de Costa de Marfil. El científico sobrevivió.

Las autoridades no han podido determinar cómo empezó el brote en la región, aunque puede deberse a contacto con un animal infectado, como un murciélago o un mono. Entre humanos, la enfermedad se transmite a través de fluidos corporales. La tasa de mortalidad por el ébola puede variar en función del subtipo entre 25% y 90%.
http://elcomercio.pe/ciencias/medicina/brote-ebola-deja-al-menos-50-muertos-guinea-noticia-1717872

Estas si son enfermedades y no chingaderas. No es por sonar ojete, pero menos mal para ellos y para nosotros que ese mugre virus es tan virulento, porque si no nos carga el payaso!


Última edición por ivan_077 el Marzo 28th 2014, 06:05, editado 1 vez

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7899
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo


Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por ivan_077 el Diciembre 9th 2014, 02:31



El niño con el que empezó el peor brote de ébola de la historia
La Opinión
11/28/2014

Emile Ouamouno tenía sólo dos años y vivía en una remota aldea de Meliandou, en Guinea, cuando empezó a sentir fiebre, dolor de cabeza y diarrea.En diciembre de 2013, pese a los esfuerzos de la familia, el niño murió. Tres días más tarde falleció su hermana de tres años, Filomena, y su madre embarazada, Sia.Así empezó el devastador brote de ébola que mataría a más de 5.600 personas en un año.El pueblo, en lo profundo de los bosques de Guinea, rodeado por juncos y palmerales que se cree atrajeron los murciélagos de la fruta que contagiaron el virus a Emile.En un patrón que ha venido a caracterizar la difusión de un mortal virus que desgarra comunidades unidas, el ébola infectó a los trabajadores de salud antes de expandirse por las aldeas vecinas.Pero las primeras muertes no sirvieron para disparar las alarmas.Meliandou, en la provinica de Gueckedou, está más bien aislado. La ciudad más cercana está a unas dos horas por una complicada carretera y la gente está acostumbrada a las enfermedades endémicas con síntomas iniciales que se parecen mucho a los del ébola.Si se añade la porosa frontera, con muchos que cruzan de forma habitual desde Liberia y Sierra Leona buscando mercado para sus productos y el mortal virus pudo pasar sin ser detectado hacia comunidades desprevenidas durante tres meses.Muy pronto, los hospitales se convirtieron en auténticas incubadoras del virus del Ébola.
www.msn.com/es-us/noticias/mundo/el-ni%c3%b1o-con-el-que-empez%c3%b3-el-peor-brote-de-%c3%a9bola-de-la-historia/ar-BBg6oJJ

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7899
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por Lanceros de Toluca el Diciembre 11th 2014, 20:55

Checa tu ultima publicacion aqui ivan, esta en el lugar equivocado

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 96

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por ivan_077 el Diciembre 16th 2014, 03:36


Designa Papa emisario por ébola

El Cardenal Peter Turkson es de origen africano. Foto: AP


1
AFP
Cd. del Vaticano, Vaticano (16 diciembre 2014).-
Notas Relacionadas
Cancela Sierra Leona Navidad por ébola
Muere décimo médico en Sierra Leona
El Papa Francisco envió al Cardenal Peter Turkson a Sierra Leona y Liberia, los dos países más afectados por la epidemia de ébola, para apoyar a las organizaciones católicas que combaten la enfermedad "en primera fila".

El Cardenal africano Turkson, proveniente de Ghana, presidente del Consejo pontificio Justicia y Paz, deberá partir este martes junto con un médico de Caritas Internationalis, la organización humanitaria de la Iglesia católica.

Los religiosos y voluntarios de los países afectados deben hacer frente no sólo a los enfermos sino también a parientes y allegados, y en particular a los huérfanos, niños y adolescentes que han perdido sus padres por el virus.

"Los huérfanos por ébola son rechazados por las familias que no se han contagiado. Se trata de un grave problema social", explicó Robert Vitillo de Caritas Internationalis.

"También hay que ayudar a los religiosos y a los operadores a responder a las necesidades espirituales de aquellos que han contraído la enfermedad".

Tras haber sembrado el pánico en África occidental con más de 6 mil 500 víctimas y preocupación en el resto del mundo, la epidemia del ébola podría desacelerarse en 2015 gracias a la movilización de la comunidad internacional.

Esa es la esperanza de un número creciente de especialistas y responsables sanitarios, que estiman que a partir de mediados del próximo año se llegará a un punto de inflexión, gracias sobre todo a la aplicación de medidas sanitarias sistemáticas, como el aislamiento del enfermo, y sucesivamente a nuevos medicamentos y vacunas.
http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=419848

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7899
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Viaje al epicentro del Ébola

Mensaje por belze el Diciembre 24th 2014, 02:37


Viaje al epicentro del Ébola


Freetown.- Durante los peores días de la epidemia, cada día llegaban máquinas excavadoras a abrir huecos para enterrar a las nuevas víctimas. Foto: Jaime Velázquez

Jaime Velázquez
Freetown, Sierra Leona (21 diciembre 2014).- Cuenta la leyenda que el ébola apareció en Sierra Leona por primera vez el 5 de mayo de 2014 en la aldea de Kongoma, a escasos kilómetros de la frontera con Guinea. Allí vivía una curandera tradicional que atraía a personas de todos los rincones de la región por los supuestos poderes de una serpiente que guardaba. Hacía poco que había atendido a una mujer guineana que llegó muy enferma, a la que no pudo salvar la vida.

Reclamada constantemente por sus servicios, la sanadora tuvo que trasladarse días después a un funeral en Liberia, no sin antes advertir a su esposo que por ningún motivo entrara a la habitación donde ocultaba el reptil. El hombre, movido por la curiosidad, entró en la estancia y cometió el error de mirar a los ojos a la serpiente. La mujer regresó después a casa, y a los pocos días, ambos fallecieron.

"Los dos estaban infectados por el ébola, aunque por entonces nadie lo sabía", cuenta el vigilante nocturno Mosses Konneh bajo la atenta mirada de un grupo de jóvenes que trasnocha junto la pequeña tienda del edificio que custodia en Freetown, la capital de Sierra Leona. Al funeral de la curandera acudieron centenares de personas. Todas ellas murieron.

"Liberaron a la serpiente", prosigue Konneh, "la casa ahora está cerrada; los jefes tribales le han puesto un candado".

El relato se asemeja mucho al de uno de los primeros casos de ébola en Sierra Leona. En aquel entierro -el real- se contagiaron hasta 365 personas, según ha documentado la Organización Mundial de la Salud (OMS). La verdadera historia ocurrió en Kenema, a un centenar de kilómetros de Kongoma.

Seguramente aquella curandera jamás tuvo una serpiente, pero la fábula es un claro reflejo de los desafíos a los que se enfrentan cada día los equipos que tratan de contener la mayor crisis sanitaria desde la irrupción del VIH: la lucha contra unas convicciones profundamente arraigadas, la creencia en la brujería y el mal de ojo, y la práctica de rituales funerarios donde es costumbre lavar a los difuntos, besarlos y abrazarlos antes de darles sepultura.

El ébola se transmite a través del contacto directo con los fluidos corporales de un individuo infectado. Al microscopio es como una culebra; al natural, es como una serpiente silenciosa. Muerde a sus víctimas y se oculta bajo su lecho. El veneno va actuando entre los dos y los 21 días. Es entonces cuando empieza la fiebre, los vómitos y la diarrea, hasta que la hemorragia les acaba por quitar la vida.

La serpiente sale de debajo de la cama y da su picadura mortal a todas y cada una de las personas que tratan de aliviar el sufrimiento del enfermo. Se oculta en las ropas de aquellos que trataron de secar las lágrimas de sus seres queridos y viaja con ellos de regreso a sus casas o en su huida desesperada en busca de un hospital dónde recibir tratamiento.

En la sala de espera del ébola


Alahgi Sankoh aguarda a las puertas del Hospital de Connaught, la única unidad de aislamiento del centro de Freetown. Frente a la verja hay una carpa de lona blanca donde se separa a aquellos enfermos que presentan síntomas de ébola. Los centros de aislamiento son el primer paso en el largo camino hacia un tratamiento del que depende la muerte o la vida. Si reciben atención médica específica durante los primeros días, antes de que la deshidratación provoque la hemorragia interna y el fallo orgánico, tendrán hasta un 60 por ciento de posibilidades de sobrevivir.

Llegarán tras una larga noche de fiebre, vómitos y diarrea, incapaces ya de negar la enfermedad, o después de esperar durante días a una ambulancia que nunca llega. Recorrerán la ciudad en taxis en los que quizá se aloje el virus. En la unidad de aislamiento se les administrarán los primeros cuidados mientras aguardan a la prueba del laboratorio. Si el resultado es positivo, entonces serán trasladados finalmente a un centro de tratamiento de ébola, probablemente a Hastings, las instalaciones de mayor envergadura de la región, con 120 camas.

Es una sala de espera, pero la mujer de Alahgi Sankoh lleva dos días bajo esa carpa blanca del Hospital de Connaught. En la penumbra de su interior se desmadejan figuras de mujeres, hombres y niños. No hay sitio en las 20 plazas de aislamiento de la unidad porque no hay suficientes laboratorios para hacer los análisis, y si los tests finalmente llegan, no habrá camas disponibles en los centros de tratamiento para trasladar a los pacientes. Nada es suficiente.

"Mi mujer estuvo todo el día vomitando y decidimos venir ayer por la tarde. Como no la atendieron, regresamos a dormir a casa y hemos vuelto esta mañana", explica Sankoh. Su suegro, Abu Kamara, se cubre la boca con un pañuelo. "Estamos muy preocupados", dice aguantando las lágrimas, "tengo dos hijos; sólo quiero que le hagan el test para saber de una vez lo que le pasa".

Connaught ha recibido 16 pacientes sólo esta mañana. Cinco han logrado acceder a la unidad y podrán obtener un análisis. El resto deberá esperar en la carpa junto a la mujer de Sankoh. "Simplemente no hay camas", explica la doctora Marta Lado, directora del centro de aislamiento, "aquí se mueren cada día cuatro o cinco personas".

"Estoy seguro de que se va a poner difícil antes de que mejore", reconoce desde su despacho Steven Gaojia, coordinador del Centro Nacional de Respuesta contra el Ébola (NERC) de Sierra Leona. "Si conseguimos aislar el 70 por ciento de los casos y realizar un 70 por ciento de entierros seguros, podremos empezar a ver resultados. Los nuevos laboratorios van a procesar 600 muestras por semana; estamos construyendo 160 centros comunitarios y centenares de camas de tratamiento", explica.

Los objetivos para finales de noviembre, sin embargo, no se han cumplido. Los análisis diarios rondan los 300 test por día, y las plazas hospitalarias apenas alcanzan el 35 por ciento de las necesidades. Según un informe de Médicos Sin Fronteras, las instalaciones previstas para 2014 sólo estarán en pleno funcionamiento a mediados de enero. Fuentes de la OMS aplazan la fecha hasta el mes siguiente.

Si Alahgi Sankoh no logra una cama para su mujer, regresará probablemente a casa, llevándose consigo la enfermedad. Quizá muera en casa, y mientras no haya un test positivo por ébola, no podrán ser puestos en cuarentena. El ébola, por desgracia, no se detendrá en el pañuelo de su suegro Abu Kamara.

Generación perdida


Así, el virus ha barrido a familias enteras, ha matado a 6 mil personas en África Occidental y ha infectado a cerca de 17 mil 200 desde su aparición el pasado mes de marzo en Guinea. Ha golpeado con dureza Liberia, Guinea y Sierra Leona, pero ha llegado también a Mali, Nigeria y Senegal, y ha tocado las puertas de Europa y América, con un caso en España y cuatro en Estados Unidos.

La enfermedad parece estabilizarse en Liberia, pero continúa en ascenso en Guinea. Sierra Leona, mientras tanto, con más de 7 mil casos confirmados y cerca de medio millar de nuevos contagios por semana, se ha convertido en el principal foco de la pandemia.

La demora de la respuesta internacional y la escasez de medios amenazan con prolongar la epidemia hasta entrado el año 2015, con consecuencias fatales para todo el continente. El Banco Mundial considera que la economía de África Occidental perderá el año que viene al menos 4 mil millones de dólares en comercio, exportaciones y turismo.

Más de cinco millones de niños han dejado de ir a la escuela y corren ahora el riesgo de engrosar las cifras de trabajo infantil o acabar viviendo en las calles de Freetown o Monrovia. Al menos 3 mil 700 menores han perdido a sus padres y ya se ha notado un aumento de los embarazos adolescentes. El temor es otra generación perdida, como ya ocurrió hace una década en las sangrientas guerras civiles que asolaron Liberia y Sierra Leona.

Sin escolarización, el gobierno y las organizaciones internacionales temen que la juventud se vea arrojada al mismo punto de partida del que proceden sus padres. "Ya experimentamos eso justo antes de la guerra. Los jóvenes empezaron a dedicarse a actividades que dieran dinero rápido, y por eso muchos participaron en la contienda; era una manera de ganarse la vida", lamenta Brima Turay, funcionario del Ministerio de Educación de Sierra Leona. "Estábamos en ese punto en el que las cosas empezaban a mejorar, pero ahora existe el riesgo de que pierdan la motivación y vuelvan a pensar en el dinero fácil".

Enterrados como mascotas


De vuelta a la calurosa noche de Freetown, Mosses Konneh prosigue con su relato mientras los jóvenes apuran su último trago en este barrio de la capital poblado de edificios sin agua corriente, donde cualquier espacio vacío es buen lugar para construir otra casa de chapa y madera.

Mosses Konneh sabe que el virus es real; perdió a 16 miembros de su familia. Su hermana y su tío trabajaban en la clínica de Koidou, la primera parada del virus en su viaje a través de Sierra Leona. El personal sanitario ha sido el colectivo más castigado por la enfermedad: más de 600 trabajadores de este sector han sido infectados y cerca de 350 han perdido la vida en África Occidental.

La epidemia ha recorrido el país desde la frontera de Guinea y Liberia, en el Este, hasta la capital, rodando por la Autopista del Ébola, como la define Winnie Romeril, portavoz de la OMS en Sierra Leona. De Kailahun a Kenema y de allí, rumbo al Oeste, hacia a Bo y Port Loko, hasta instalarse en el área metropolitana de Freetown, donde reside el 20 por ciento de la población del país; más de 1.2 millones de personas.

"La gente sigue con sus tradiciones. Por más que tratemos de llevar el mensaje, y por más que nos digan que lo han entendido, seguirán haciendo las cosas como acostumbran. Lavan el cadáver, y rocían con esa agua a quienes acuden al funeral. Algunos hacen sus rituales antes de que lleguen los equipos de enterramiento", explica Romeril. Entre un 20 y un 35 por ciento de los contagios se producen mediante el contacto con los difuntos.

Las brigadas de enterradores viajan sin descanso en sus ambulancias blancas. La unidad de Kissy Road, a las afueras de Freetown, espera su próxima salida. Ya llevan tres muertos cargados en la trasera. Acuden a la casa de Mohamed Sesay. Su hermano Aliú llamó al teléfono de emergencias 117 para que recogieran el cadáver. "No sabemos si murió de ébola, pero ahora dicen que si no llamas te meten en la cárcel".

El equipo de enterradores se pone su traje protector: guantes, máscaras, botas... y sacan el cuerpo de la casa en una bolsa de plástico hermética. Tras un breve sepelio llevan el cuerpo al cementerio de Freetown, donde las máquinas excavadoras tratan de hacer sitio cada día a las nuevas víctimas del ébola. En los centenares de tumbas frescas colocarán tan sólo una estaca con el nombre del fallecido y un número que engrosa las estadísticas.

Mosses Konneh recuerda el funeral de su hermana allá por el mes de mayo. Él se salvó porque estaba estudiando en Freetown. Los enterradores vinieron y la encerraron en esa bolsa blanca hermética. "Es como enterrar a una mascota", asegura Konneh. El ébola es cruel; pone a las personas en la difícil situación de elegir entre sus propias vidas y las de sus seres queridos. Madres que deben apartarse de sus hijos, esposos que deben dejar a su mujer al otro lado de la puerta. Sin posibilidad, siquiera, de darles una muerte digna.

La letra escarlata


Así se contagió Ibrahim Barry. Trasladó al padre de su mejor amigo al hospital, incapaz de andar por sí solo. Lo llevaron a cuestas colina arriba desde el slum hasta la carretera, y aun así, cuando se sintió enfermo, todavía negaba que había contraído el virus. "Les decía a mis amigos que no era real, que el ébola te lo inyectaban con una jeringuilla en el hospital. Tuve que estar en el centro de tratamiento y rodeado de médicos con el traje de aislamiento para reconocerlo", recuerda Ibrahim frente a la casa que muchos aún no se atreven a pisar.

Aquellos que sobrevivieron a la enfermedad, o que fueron tocados por ella, se enfrentan al rechazo de su comunidad y sus propias familias. Hawa Kamara, a sus 16 años, aún recuerda cuando su hermano le dejaba comida a la puerta de su casa en Waterloo, a las afueras de Freetown. Durante dos semanas estuvo viviendo aislada en esas cuatro paredes donde perdió a su madre.

Pese a un certificado del hospital que muestra su test negativo, muchos aún no quieren acercarse a ella. Lleva consigo la imborrable marca del ébola. Sin embargo, Hawa es una afortunada. Decenas de huérfanos aguardan en centros temporales a la espera de encontrar a alguien que esté dispuesto a ocuparse de ellos. Pese a estar sanos, deben permanecer recluidos 21 días -el tiempo de incubación del ébola- hasta que sus familiares se atreven a aceptarlos.

"Es un gran desafío reunificar a las familias. Durante la guerra civil, estos niños habrían sido recibidos por sus familiares o la propia comunidad, pero ahora con el miedo y el estigma del ébola, muchos no quieren acogerlos", explica Emma Pomfret, portavoz de la organización Save The Children. "Es una situación absolutamente nueva. Esto no ha pasado nunca, en ninguna parte del mundo. El estigma es igual o mayor que el sida. Ha destruido el tejido social de las comunidades africanas".

Hawa quiere seguir estudiando cuando todo esto acabe, aunque sabe que será difícil. Su hermano tiene apenas 20 años, no tiene empleo y debe cuidar de sus propios hijos. "Quizá pueda ayudarme con la comida, pero no podrá pagar mis estudios. Si nadie me ayuda, tendré que abandonar y buscar un trabajo en la ciudad".

Prohibido tocarse

Freetown se asoma a una larga bahía. Las altas colinas separan las playas del Atlántico del estuario del río de Sierra Leona, donde la ciudad se abigarra en mercados, casas desconchadas y grandes barriadas construidas sobre las rocas que dan al mar. El área metropolitana se ha convertido en el punto más caliente de la enfermedad, con más de 2 mil 200 casos confirmados. Sus habitantes acogieron el ébola primero con incredulidad, después con temor y, finalmente, con indignación.

El Whatsapp Sports Bar solía llenarse las noches del fin del fin de semana y los días de partido de la liga inglesa. Eso era antes del ébola. Su propietario, Bilal Bah, compró el local de a lado para ampliar el negocio. Pidió un crédito que ahora no puede pagar y el banco le amenaza con el embargo. Las cortinas están cerradas. Ya no hay música, ni Liga Premier.

El gobierno ha prohibido las reuniones para tratar de contener los contagios y si la policía detecta más de diez personas en el recinto, el bar será clausurado. Los cines, las salas de fiestas han cerrado. Los mercados callejeros y hasta los bancos han restringido sus horarios.

"Es muy difícil. La vida no es lo mismo desde hace meses y no sabemos cuándo acabará", lamenta Bilal Bah, "ni siquiera puedo pagar a mi personal. Si sigue así, tendré que echar el cierre. No hay negocio, la gente no tiene dinero. ¡Todo es ébola, ébola, ébola!".

Las canciones de sensibilización suenan sin cesar en la radio, y en las calles de Freetown, enormes carteles proclaman la consigna: "Protégete. Evita el contacto corporal". Mientras, en alguna parte, oculta entre las ropas, en el asiento de un taxi o a los pies de una cama, la serpiente prepara con sigilo su próximo mordisco mortal.



Fuente: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=422627&v=7
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por ivan_077 el Diciembre 29th 2014, 22:51


Diagnostican caso de ébola en GB


AFP
Glasgow, Escocia (29 diciembre 2014).- Un técnico sanitario que había trabajado recientemente en Sierra Leona fue diagnosticado con ébola en el Gran Bretaña y está recibiendo tratamiento en una unidad aislada de un hospital de Glasgow, indicó el gobierno escocés.

Notas Relacionadas
Alerta a EU posible contagio de ébola
Visita Ban Ki-moon países con ébola
Cancela Sierra Leona Navidad por ébola
"Un caso confirmado de ébola ha sido diagnosticado en Glasgow", dijo el Gobierno en un comunicado de prensa.

"El paciente es un miembro del personal médico que ayudó a combatir la epidemia en África Occidental. Volvió a Escocia ayer por la noche de Sierra Leona vía Casablanca (Marruecos) y el aeropuerto de Heathrow en Londres", añadió el Gobierno sin dar más datos sobre la identidad del enfermo.

El paciente fue admitido en el hospital Gartnavel el lunes por la mañana tras sentirse mal y fue puesto en aislamiento a las 07:50 (hora local).

Según las autoridades, el hecho de que el virus haya sido diagnosticado en un estado muy precoz de la enfermedad implica que el riesgo de que otras personas hayan sido contaminadas es débil.

Más de 20 mil casos


El número de personas infectadas por el ébola en los tres países más afectados por el brote superó las 20 mil, y se registraron más de 7 mil 842 muertes por la epidemia hasta el momento, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los casos en Sierra Leona, Liberia y Guinea suman 20 mil 081, dijo la OMS en un comunicado.

Más de un tercio son casos confirmados por laboratorio en Sierra Leona, que se ha convertido en el país más azotado por el peor brote del virus del que se tenga registro.
http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=428231&v=3

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7899
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por ivan_077 el Enero 4th 2015, 15:44


Inteligencia artificial y mensajes de texto son el arma contra las epidemias

Por Ramiro Rivera - 00:00h 0 Comentarios
El actual brote de ébola en África puede ser contenido gracias a la inteligencia artificial. foto: EFE

El actual brote de ébola en África puede ser contenido gracias a la inteligencia artificial. foto: EFE

Ciudad de México, 2 de enero (SinEmbargo).- Hasta julio del año pasado 460 personas perdieron la vida debido al brote de ébola ocurrido en Sierra Leona, Guinea y Liberia a principios de 2014. La duración del mismo y lo amenazante de su propagación ocasionó que organismos de salud de otras partes del mundo que comúnmente se mantienen ajenos a los problemas ocurridos en África se pusieran en alerta ante la posibilidad de que la enfermedad se extendiera a otros continentes y representara una amenaza mundial. Sin embargo, más allá de los avances en medicina, la apuesta generalizada parece ir más orientada a la tecnología.

Es así que la supercomputadora Watson (que se hiciera famosa por arrasar en el programa de concurso Jeopardy) se encuentra en la lista de una de tantas tecnologías que podrían ayudar a prevenir futuras epidemias de Ébola. Mientras tanto, los médicos han pedido una mayor utilización de las tecnologías emergentes para frenar el brote, y señalaron muchos casos en los que las víctimas detectadas optaron por la autoayuda o curas tradicionales.

“Las nuevas tecnologías pueden ayudar a los sistemas de alerta temprana, respuesta a los brotes y la comunicación entre los profesionales de la salud, la vida silvestre y los profesionales veterinarios”, dijeron médicos del laboratorio de investigación del hospital de la Misericordia en la ciudad de Bo, Sierra Leona, a la revista The Lancet.

El equipo, encabezado por el especialista estadounidense, Karen Jacobsen, dijo que los smartphones pueden llegar a jugar un importante papel en el combate a esta enfermedad, publicó el diario inglés The Guardian.
La supercomputadora Watson y su gran base de datos abordarán la epidemia de ébola con otro enfoque. Foto: The Clinic

La supercomputadora Watson y su gran base de datos abordarán la epidemia de ébola con otro enfoque. Foto: The Clinic

“Nuestro laboratorio y otros en la región mostraron que los sistemas de rutina de vigilancia sindrómica pueden estar diseñados para confiar en los teléfonos celulares que se han vuelto ubicuos en el oeste de África”, escribió Jacobsen. Esto en clara referencia a que el uso de internet móvil en este continente ha crecido 20 veces en los últimos cinco años, el doble del promedio mundial.

Los médicos –que se cuentan por decenas en comparación con los miles de pacientes ubicados en zonas rurales de Guinea– han luchado para contener la propagación del ébola, la cual tiene una tasa de mortalidad de hasta el 90 por ciento, sólo para descubrir casi cuatro décadas después de su aparición que el virus no tiene cura ni vacuna.

Por su parte, IBM anunció un proyecto de 100 millones de dólares (mil 435 millones de pesos aproximadamente) para utilizar su supercomputadora Watson para ayudar a resolver los problemas africanos.

Taiwo Otiti, director de IBM en esta región azotada por el ébola dijo: “La belleza de Watson es que es una computadora comunitaria. Puedes alimentarla de información sobre los casos de ébola, por ejemplo, y entonces podrás hacerle preguntas y te dará un pronóstico y sugerirá el mejor tratamiento para un paciente particular teniendo como base los datos”.
Africa se encuentra a merced de otras epidemias para las que la tecnología podría suponer un freno. Foto: EFE

Africa se encuentra a merced de otras epidemias para las que la tecnología podría suponer un freno. Foto: EFE

El acceso al sistema podría permitir a las regiones más pobres de África “saltarse” las etapas del desarrollo de la misma manera en que los teléfonos móviles se establecieron en todo el continente en lugares que carecen de la infraestructura de línea fija, dijo en el lanzamiento del proyecto Michel Bézy, profesor de tecnología en Ruanda que ayudó a desarrollar el sistema Watson.

Sin embargo, la tecnología también está siendo adoptada para ayudar a contener enfermedades como el sarampión y la malaria, las cuales aún ocasionan epidemias en África. Así, los investigadores en Burkina Faso utilizan datos de satélites para rastrear las tormentas de polvo del Sahara y su conexión con la meningitis, una enfermedad que transmite más fácilmente en condiciones polvorientas.

De esta manera, simples mensajes de texto simples desempeñan un papel vital en la educación para la salud. “Es un medio muy útil para disipar los mitos y ayudar a cambiar actitudes, y los hemos estado usando mucho en las zonas urbanas”, dijo Fiona McLysaght, director del organismo civil Concern, de Sierra Leona.

Anteriormente Watson se utilizó para ayudar a los pacientes de cáncer en Estados Unidos, además de su incursión en un programa televisivo de concurso. Su capacidad de “aprender” después de analizar rápidamente grandes cantidades de conjuntos de datos lo diferencia de las supercomputadoras convencionales que se centran en el cálculo de números.
http://www.sinembargo.mx/02-01-2015/1187800

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7899
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por ivan_077 el Febrero 3rd 2015, 21:52


2015-01-22 | Fuerzas Armadas
Las Fuerzas Armadas de Uruguay implementan protocolos para atender a las tropas que regresan de regiones azotadas por el ébola
Agregar comentario
Tweet
Lucha contra el ébola: Soldados del Ejército uruguayo participan en un ejercicio de entrenamiento diseñado para enseñarles a atender con seguridad a pacientes infectados con el virus del ébola. Las Fuerzas Armadas están poniendo en práctica nuevos protocolos para mantener la seguridad de la población civil y militar. [Foto: Fuerza Aérea Uruguaya]

Lucha contra el ébola: Soldados del Ejército uruguayo participan en un ejercicio de entrenamiento diseñado para enseñarles a atender con seguridad a pacientes infectados con el virus del ébola. Las Fuerzas Armadas están poniendo en práctica nuevos protocolos para mantener la seguridad de la población civil y militar. [Foto: Fuerza Aérea Uruguaya]
Por Julieta Pelcastre

La Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) y el resto de las Fuerzas Armadas del país están implementando nuevos protocolos para atender a las tropas que regresan de las misiones de paz en regiones donde el mortal virus del ébola es una amenaza.

Según los protocolos, las tropas que regresen de África deben someterse a un reconocimiento médico, a una entrevista personal y a una cuarentena de 21 días para asegurarse de que no estén infectados con el Ébola, antes de permitírseles el acceso a la población en general. Tales procedimientos siguen las normas establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Comando General del Ejército uruguayo ordenó la capacitación en estos protocolos de por lo menos un médico y un enfermero de cada unidad de las Fuerzas Armadas que atenderá a los militares que regresen de misiones en África, indicó el 12 de diciembre el sitio web Defensa .

Allí es donde los visitantes corren el mayor riesgo de contraer el ébola. La mayor preocupación de las autoridades uruguayas es que un soldado o un civil infectado con el mortal virus entre al país.

Los protocolos del manual de acción estipulan que los miembros de la tripulación de la FAU deben notificar a los controladores de tráfico aéreo si sospechan que algún soldado presente en el vuelo está infectado con el Ébola. Una vez que la aeronave aterrice, los soldados recibirán al pasajero en el aeropuerto y una ambulancia conducirá al individuo a instalaciones médicas privadas o al Hospital Militar. Allí, el pasajero permanecerá hospitalizado hasta que los médicos determinen si está infectado. El Hospital Militar dispone de un área especial para los soldados que regresan de misiones pacificadoras que puedan haber contraído el virus.

El capitán de la FAU Gustavo González representó a la Fuerza Aérea durante un seminario de capacitación realizado por la Escuela Nacional de Operaciones de Paz en Uruguay (ENOPU), en colaboración con la Oficina Médica del Comando Sur de EE. UU. y el Instituto de Defensa de los Estados Unidos para Operaciones Médicas.

Preparación para atender a las tropas pacificadoras

La FAU y el resto de las Fuerzas Armadas están preparadas para atender a las tropas pacificadoras que están desplegadas en el extranjero.

Uruguay participa en 12 misiones pacificadoras de las Naciones Unidas y tiene es el mayor contingente en el Congo, conformado por 1.000 efectivos. Algunos de estos efectivos completarán sus compromisos actuales en el Congo y regresarán a Uruguay en febrero y marzo.

Aunque los contingentes uruguayos están desplegados en zonas muy alejadas de los brotes del ébola, la actitud de preparación de las Fuerzas Armadas es vital para prevenir posibles brotes.

Hasta inicios de enero, la OMS (Organización Mundial de la Salud) había documentado más de 20.000 casos de ébola en Liberia, Sierra Leona y Guinea, con aproximadamente 7.905 muertes, según informó el jefe saliente de la Misión de la ONU para la Respuesta de Emergencia al Ébola (UNMEER, por sus siglas en inglés), Anthony Banbury.

“Uruguay está preparado para enfrentar una contingencia como ésa", dijo Julián González, académico del Instituto de Ciencia Política de la Universidad de la República de Uruguay (UDELAR). “Cuando nos enfrentamos a una problemática de este tipo, siempre es importante que los países se preparen y adopten medidas de prevención porque el mundo es cada vez más pequeño. La cooperación internacional es una medida de seguridad en la lucha contra brotes de cualquier enfermedad endémica."

No ha habido casos de ébola en América Latina.

Protección a la población civil

Además de capacitarse para atender a los soldados expuestos al ébola, las Fuerzas Armadas uruguayas también están preparadas para proteger a la población civil.

Por ejemplo, desde septiembre de 2014, el Ministerio de Defensa Nacional (MDN) de Uruguay, a través del Centro de Altos Estudios Nacionales, ha cooperado con el Ministerio de Salud Púbica (MSP) en una serie de medidas diseñadas para evitar la propagación del virus del ébola.

El gobierno uruguayo también ha desarrollado protocolos para atender los posibles casos de ébola en los puertos marítimos y fluviales de todo el país.

El plan estipula que las autoridades portuarias deben aislar las embarcaciones sospechosas de transportar a alguien infectado con ébola, después de lo cual las autoridades médicas deben llevar a la persona infectada a un centro de salud. La nave podrá ser liberada luego de que sea desinfectada.
http://dialogo-americas.com/es/articles/rmisa/features/2015/01/22/feature-03

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7899
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por szasi el Enero 24th 2016, 00:33

Se confirman dos nuevos casos de ébola en Sierra Leona
Francisco Hurtado
Jueves, 21 de enero del 2016 - 19:30
[ 0 ]
Sierra Leona ha confirmado este miércoles un nuevo caso de ébola. Ya es el segundo caso oficial en apenas una semana.
La confirmación de ébola se conocía un día después de que la OMS declarase “contenidas” las fuentes de transmisión del ébola en África Occidental.


Muere de ébola una joven de 16 años en Sierra Leona
TemasSierra Leona Ministerio de Sanidad Organización Mundial de la Salud Liberia Catástrofes y accidentes Epidemias y plagas Disturbios, conflictos y guerra Enfermedades contagiosas
Sierra Leona ha confirmado este miércoles un nuevo caso de ébola. Ya es el segundo caso oficial en apenas una semana, lo que ha provocado un aumento en la incertidumbre ante la posible reaparición de una epidemia que se cobró miles de vidas en los últimos años.

El portavoz del Ministerio de Sanidad, Sidi Yahyyah Tunisl ha descrito al paciente como una mujer de 38 años que había ayudado a cuidar de la primera enferma, Mariatu Jalló, que murió el pasado 12 de enero y en cuya autopsia se confirmó la muerte por ébola, activando de nuevo todas las alarmas. Además, la joven vivió con otras 22 personas en una misma residencia mientras incubaba el virus.

La confirmación de ébola de la primera enferma se conocía precisamente un día después de que la Organización Mundial de la Salud declarase “contenidas” todas las fuentes de transmisión del ébola en los países del África Occidental tras cumplirse el periodo de cuarentena a raíz del último caso detectado en noviembre en Liberia.

Sierra Leona fue declarada libre de ébola el 7 de noviembre de 2015, y desde entonces el país había entrado en un período de 90 días de vigilancia mejorada cuya conclusión estaba prevista el próximo 5 de febrero. Junto a Liberia y Guinea han sido los tres países más afectados por esta epidemia, que en 2014 dejó más de 11300 muertos en todo el mundo, especialmente en la zona occidental del continente africano.

Protocolo preventivo
El Ministerio de Salud y la Oficina de Seguridad Nacional de Sierra Leona han informado que 109 personas han sido puestas bajo cuarentena, 28 de las cuales catalogadas de alto riesgo tras entrar en contacto con las mujeres fallecidas por ébola la semana pasada.

“Prosiguen las investigaciones en los cuatro distritos por los cuales viajó la mujer fallecida”, han comunicado las instituciones gubernamentales. A pesar de esto, la fuente del contagio sigue siendo desconocida, aunque se ha confirmado que la víctima viajó cerca de la frontera con Guinea, uno de los últimos países declararse libre del virus el pasado 7 de noviembre.

Este nuevo brote ha creado diversos episodios de violencia durante el fin de semana, con el ataque a las casas de varios de los pacientes de alto riesgo en Maguraka, a 200 kilómetros de la capital, Freetown, donde murió la mujer, según informa el Jefe Supremo Masakma III, un líder local.
http://noticias.lainformacion.com/salud/enfermedades-contagiosas/se-confirman-dos-nuevos-casos-de-ebola-en-sierra-leona_mZ6ilrjn75wFIZZLaGiYu7/?utm_source=LAINFO+-+Kit+buenos+días&utm_campaign=9b1e6bccfa-inf22012016&utm_medium=email&utm_term=0_378063843d-9b1e6bccfa-181494177
avatar
szasi
Inspector [Policia Federal]
Inspector [Policia Federal]

Masculino Cantidad de envíos : 214
Fecha de inscripción : 01/06/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por szasi el Febrero 4th 2016, 00:05

DISPATCH
The Ebola Rape Epidemic No One’s Talking About
When the outbreak hit West Africa, fevers spiked – and so did rates of teenage pregnancy.
BY SEEMA YASMINFEBRUARY 2, 2016facebooktwittergoogle-plusredditemail
The Ebola Rape Epidemic No One’s Talking About
MONROVIA, Liberia — When the Ebola epidemic reached its peak in Liberia in September 2014, Tina Williams was 14 years old, five months pregnant, and feverish. She had been raped and abandoned by her boyfriend. Now she lay in bed shivering and praying that she was sick with malaria, not Ebola.

Williams and her baby girl later tested negative for Ebola, but they were Ebola survivors of a different kind. As the virus swept across West Africa infecting nearly 30,000 people, so did another contagion: outbreaks of rape, sexual assault, and violence against women and girls.

While public health workers tallied the number of Ebola-infected patients, girls like Williams who were victims of gender-based violence went uncounted. Only now are we learning that Liberia, Guinea, and Sierra Leone saw a surge in teenage pregnancy likely caused by an increase in the incidence of rape during the epidemicOnly now are we learning that Liberia, Guinea, and Sierra Leone saw a surge in teenage pregnancy likely caused by an increase in the incidence of rape during the epidemic.

In parts of Sierra Leone, the teenage pregnancy rate increased 65 percent during the Ebola epidemic, according to a study by the United Nations Development Program. Data on rape and teenage pregnancy in the region is hard to obtain because of under-reporting. But studies by Plan International and Save the Children documented increases in teenage pregnancy ranging from 10 to 65 percent in Ebola-affected countries.

The surge is no coincidence. Outbreaks of infectious diseases often leave girls and women vulnerable to violence and rape — a result of the civil unrest and instability that epidemics leave in their wake. “This wouldn’t come as a surprise if we thought of epidemics like any other disaster,” said Monica Onyango, a clinical assistant professor of global health at Boston University. “Epidemics are just like a conflict situation. You have a loss of governance; you have chaos and instability; and all of that leaves women vulnerable to gender-based violence.”

But the correlation between disease epidemics and violence against women hasn’t been well documented. “We know that sexual violence against girls and women goes up during times of war. It was documented during the civil war in Sierra Leone and Liberia and after the genocide in Rwanda and the war in former Yugoslavia,” said Onyango. “We need to do a better job of documenting rape and sexual assault in the wake of disease epidemics, because it happens. Women are very vulnerable.”

The Ebola outbreak in West Africa is a case in point. Quarantines, curfews, and school closures — the kinds of public health measures aimed at slowing the spread of disease — put girls and women at higher risk of violence and rape, said Marie Harding, a health care worker at the Star of the Sea Health Center in West Point, one of Liberia’s largest slums and the site of a disastrous 21-day quarantine during the outbreak.

At the height of the Ebola epidemic, football games were canceled, and bars were closed. Men who usually socialized outdoors were forced into close quarters with women and children in their homes. This led to outbreaks of violence and rape in Ebola-quarantined homes. In a study conducted by Save the Children in Sierra Leone, most of the 617 girls interviewed spoke of violent attacks and sexual assaults against girls in homes that were under quarantine.

In West Point, Harding said she witnessed the same. “It was so much stress. There was tension about what to do, where to get food to eat,” she said. “When a girl is not in school, when she’s at home all day, everyone is at home all day; that makes girls unsafe,” she said.

It’s not just physical containment during epidemics that makes women and girls more vulnerable. In Plan International’s study of Liberia, mothers said they feared for the safety of girls who were not in school and who had to serve as breadwinners for their families.

Hunger led some to trade sex for food. That was especially true for children who lost parents to Ebola and were forced to survive on their own: 10 percent of the children interviewed in the Save the Children study — many of whom lost at least one parent to Ebola — said that girls whose relatives died from Ebola were forced into sex work to buy food and pay for housing.

Walking between wooden benches in the waiting room of the Star of the Sea Health Center, Harding said she saw that happen in West Point. “These are children, but they have to look for their daily bread,” she said, waving toward the young women waiting for their names to be called. “Ebola killed their ma and pa, and they have to do things to make ends meet.”

Days earlier, Harding had tended to an 18-year-old girl who died of malaria. She had lost both parents to Ebola and was living with a man who was 65 years old. “That was her boyfriend,” said Harding. “A [65-year-old] man. Young girls with no family will be with old men because they cannot afford to eat. They be with them for security and money.”

Those who didn’t lose immediate family members still felt the economic effects of Ebola. Trade halted, markets closed, and many were pushed deeper into poverty. Even before the Liberian government shuttered schools because of the epidemic, some families pulled their girls out of class so they could help earn a living. Outside the relative safety of the classroom, they faced heightened risks of sexual violence.

Now, as the threat of Ebola recedes and aid agencies pack up and leave, the victims of this second epidemic are being left to fend for themselves. “It was bad before, but it’s worse since Ebola,” said Harding. “Sometimes we receive girls here who are 13, and they are pregnant. Ebola made things very, very tough for girlsSometimes we receive girls here who are 13, and they are pregnant. Ebola made things very, very tough for girls.”

West Africa will be dealing with the long-term effects of its teenage pregnancy epidemic for years, if not generations. For instance, Liberian law prohibits pregnant teenagers from attending class during the daytime, a policy that widens the gender education gap and forces women into lower-paying occupations. In Sierra Leone, pregnant girls are forbidden from attending school altogether.

One of the few schools in Liberia that allows pregnant girls to attend is the More Than Me academy in Liberia’s capital city, Monrovia. The green and white school building sits on a busy street, its entrance wedged between women selling flip-flops and sunglasses. During the Christmas holiday, it is empty of its 150 students; only teachers and administrators walk the corridors.

“We’re the only school that caters to girls from West Point who wouldn’t get an education otherwise,” said Iris Martor, the school’s program manager. But even here, where administrators have made a conscious effort to serve girls who would otherwise be shut out of the educational system, teenagers must drop out once they become visibly pregnant. “We don’t want to get shut down because we’re going against national policies,” said Martor.

The long-term effects of teenage pregnancy extend beyond the loss of education. Teenage mothers are more likely to suffer health complications such as prolonged labor and vaginal fistula or to die during childbirth. Children born to teenage mothers are also more likely to die in infancy. Neither of these problems was adequately addressed by the international response to Ebola, which gave little thought to the epidemic’s potential downstream effects.

In Sierra Leone, workers at so-called “Rainbo Centres” — facilities that provide medical care and legal support to rape survivors — told the United Nations Development Program that they saw a rise in gender-based violence and rape during the epidemic. But they emphasized that there was inadequate care for rape victims and that existing services for victims of sexual violence were hampered by the outbreak and the response to it.

That’s partly because public health responders are typically trained to go in, stop the spread of disease, and get out as quickly as possible. “We just didn’t have the capacity to think beyond the epidemic,” said Kaci Hickox, a nurse who worked in a Médecins Sans Frontières (MSF) Ebola treatment unit in Sierra Leone in 2014. “We definitely did not have training about rape or sexual assault, mainly because of the magnitude of this outbreak. All of the aid organizations going in felt like they were chasing their tails.”

Onyango, who is also an expert on humanitarian emergencies, said that aid agencies such as MSF aren’t solely to blame. “They’re going in to do a complicated thing,” she said. “They have one focus at that time. The problem comes in with donors. They are only giving you money during the emergency, and once the emergency finishes they are moving on to another emergency.”

That approach neglects investment in two critical needs in countries facing infectious disease outbreaks: local public health capacity and infrastructure. Without those, countries are at higher risk of future epidemics — and the subsequent gender-based violence directed against girls and women.

For now, health care workers such as Harding are left to deal with the lingering impacts of the Ebola crisis. She stands at the front of the waiting room in the Star of the Sea Health Center in West Point and calls Williams’s name. With her baby in her arms, Williams walks past a half-dozen teenagers, several of whom said they were victims of sexual assault during the epidemic.

“People came here to help with Ebola,” said Harding. “Then they said Ebola [has] gone, so they left. But what about these girls who got hurt, had babies? Who will help them now?”

This story was reported with support from the Pulitzer Center for Crisis Reporting.

http://foreignpolicy.com/2016/02/02/the-ebola-rape-epidemic-west-africa-teenage-pregnancy/?utm_content=buffer9ed56&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer
avatar
szasi
Inspector [Policia Federal]
Inspector [Policia Federal]

Masculino Cantidad de envíos : 214
Fecha de inscripción : 01/06/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Epidemia de Ébola alcanza proporciones nunca antes vistas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.