Foro Defensa México

¿Existen las sagas militares en el ejército mexicano?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Existen las sagas militares en el ejército mexicano?

Mensaje por Invitado el Junio 16th 2013, 14:25




Hijos de generales que no llegan a la altura que tuvo su padre; hermanos, primos, que alcanzan la cima del generalato; generales  hijos de generales, que se quedan a nada de ser secretarios de la Defensa. Desde siempre las familias en el ejército mexicano, han sido más que apellidos y nombres propios, biografías de hombres que dieron todo a la institución y algunos de ellos,  tuvieron un papel preponderante en los sucesos que marcaron el último medio siglo de vida del país.




México, 16 de junio.- Eran aquellos días de finales de 1975 cuando Mario Moya Palencia, entonces secretario de Gobernación, había perdido frente a José López Portillo la carrera para ser ungido candidato del PRI a la presidencia de la república. Fresca la herida ante la decisión del presidente Luis Echeverría de inclinarse por su viejo amigo y secretario de Hacienda, Moya viajó con la representación presidencial a Culiacán, al informe del gobernador de Sinaloa, Alfonso G. Calderón, cetemista de cepa y gran amigo de Echeverría.




Cuando Moya llegó a la capital sinaloense acudió al evento aun con el desaire visible en su rostro, recibió saludos y abrazos de los sectores priistas, aunque sin la parafernalia que rodearía meses después al candidato López Portillo en su primera gira en este estado. Al final del evento le pidió al gobernador le permitiera dar una vuelta con su viejo amigo, el alcalde de Culiacán, Fortunato Álvarez Castro. En ese paseo Moya se mostró atento, amable como era con sus amigos sinaloenses, y en un momento de la charla le dijo al alcalde.




—Fortunato, necesito que pases con el comandante de la zona, con el general Castillo Ferrara para que hagas de su conocimiento su ascenso a general de división—El secretario de Gobernación conocía la estrecha amistad entre el alcalde y el comandante de la novena zona militar, el general de brigada Gonzalo Castillo Ferrara, quien por sus formas y atenciones con la prensa, los políticos, empresarios y líderes sociales, se ganó el mote de “el general Caballero”.




Álvarez Castro recuerda que estableció con el general Castillo Ferrara una buena relación ya que era de los pocos políticos civiles que conocía al ejército. Había estudiado en escuela militar y durante su estancia como estudiante de la Facultad de Derecho de la UNAM, al inicio de los años 50, había establecido buena relación con hijos de militares. A tal punto tenía amistad con el comandante de la novena zona, que le llegaba a ofrecer la casa familiar de playa, en la bahía de Altata, a no más de una hora por carretera desde Culiacán, cuando el general recibía la visita de su esposa y su familia.




En aquella ocasión dice que lo llamó por teléfono, y pidió lo recibiera en su oficina de la zona militar. Fue con su chofer, se anunció en la entrada, dieron el visto bueno para entrar a las instalaciones castrenses, y cuando tuvo frente a él al general le dijo: —El señor secretario de Gobernación me pidió te informara que está aprobado por el señor presidente tu ascenso a general de división. Felicidades Gonzalo—El general se quedó helado, movió la cabeza como quien no lo puede creer, y abrazo al alcalde de Culiacán.




—Fortunato, mi padre, mi padre está esperando la noticia. Ya esperaba mi padre, y mira, el último día. Yo ya daba por hecho que no ascendía. Y él decía que sí, que estuviera tranquilo—




Gonzalo Castillo Ferrara ascendió en aquel año a general de división, hijo de un teniente coronel, Apolinar Castillo, era el mayor de tres hermanos que siguieron la carrera de las armas y que llegaron al generalato en los años 80. Estaba su hermano Eduardo Castillo Ferrara, que fue comandante de batallón en Guerrero en los años de combate a la guerrilla de Lucio Cabañas; y su hermano Apolinar, oficial de intendencia, que llegó también al rango de general de brigada.




El nombre del general Gonzalo Castillo Ferrara quedó en los anales militares por la crisis que vivió el ejército a raíz de la matanza del 2 de octubre de 1968. Como jefe de la sección tercera, operaciones, en el Estado Mayor de la Defensa, le había tocado estar al tanto del despliegue de tropas en la toma de Ciudad Universitaria en septiembre de aquel año. Su lealtad probada al general Marcelino García Barragán, tras lo ocurrido en Tlatelolco, y la sospecha que existía en el alto mando militar sobre la participación del general Luis Gutiérrez Oropeza, entonces jefe del Estado Mayor Presidencial, quedó registrada en el libro “Parte de Guerra. Tlatelolco 1968. Documentos del general Marcelino García Barragán. Los hechos y la historia”, escrito  por don Julio Scherer. Cuenta en la obra el general García Barragán, en los entretelones de lo ocurrido en los días previos a la matanza estudiantil: “Una vez el Gral. Castillo Ferrara estuvo en los baños del E.M.P. y se encontró con Oropeza y esto le dijo en el curso de una conversación. ‘Un día que tuvo acuerdo mi Gral. Barragán con el Sr. Presidente, al salir él entré yo, y el presidente al verme, empezó a reírse conmigo y me dijo: ‘Barragán cree que ud. es el que interviene sin mis órdenes, sin mi consentimiento’. Agrega Oropeza, ni se las huele, porque yo me aguanto’. Castillo me lo informó luego”.




El ejército como familia




Cuando en 1976 López Portillo designó al general Félix Galván López como titular de la Defensa Nacional, a los pocos años el general Gonzalo Castillo Ferrara tuvo un desacuerdo con él que motivó que poco a poco fuera relegado. Galván López, que cómo secretario particular del general García Barragán, había estado en el grupo de militares allegados al entonces general secretario, conocía muy bien las capacidades de Castillo Ferrara, quien siempre tuvo el reconocimiento del viejo revolucionario. Esa desavenencia, dicen los allegados al general Castillo Ferrara, le costó no ser un aspirante con posibilidades para convertirse en secretario de la Defensa en 1982, cuando el presidente electo Miguel de la Madrid, nombró al general Juan Arévalo Gardoqui al frente de la dependencia.




En el ejército existe desde mucho tiempo atrás generales, oficiales, jefes y tropa que provienen de una misma familia. Pocos muy pocos han llegado a los puestos de mayor relevancia en la secretaría de la Defensa Nacional, pero al revisar los periodos en los que les ha tocado servir en filas, resalta que muchos de ellos han sido parte de generaciones, y ciclos que ha tenido la milicia en México.




Uno de los casos más emblemáticos fue el del general Leobardo C. Ruiz, viejo militar revolucionario y uno de los forjadores del ejército moderno, cuyos hijos llegaron a ocupar altos puestos en la Defensa Nacional. Su hijo Víctor Manuel Ruíz Pérez, llegó al generalato, y como oficial de estado mayor llegó a ocupar la jefatura de la sección segunda, inteligencia militar, en los años 60. Su hermano Guillermo Ruiz Pérez, ingeniero militar, también tuvo una trayectoria distinguida en el área de servicios.




Otros integrantes de un solo clan que llegaron a ocupar altos cargos en la Defensa fueron los hermanos López Portillo Leal. Cuando en 1995 el general de división Antonio López Portillo Leal era el comandante del Primer Cuerpo del Ejército, su hermano Luis Humberto era el titular de la novena región militar y Salvador, el mayor de los tres, como oficial de estado mayor había sido vario años atrás, ayudante del general Marcelino García Barragán cuando ocupó la titularidad de la secretaría de la Defensa Nacional.




Otro general ya retirado, el divisionario Carlos Gaytán Durón, tuvo en su hijo, el también divisionario Carlos  Demetrio Gaytán Ochoa, ex subsecretario de la Defensa y ex jefe de Estado Mayor, la oportunidad de ver coronar una carrera familiar de más de 50 años dedicada al servicio de la república. Contemporáneo de Castillo Ferrara, el general Gaytán Durón sabía que su hijo Carlos Demetrio estuvo a un tris en noviembre pasado, de convertirse en secretario de la Defensa Nacional. Su otro hijo, el general de brigada Leopoldo Gaytán Ochoa, se desempeña desde hace unos meses como comandante de la quinta zona militar con cuartel general en la ciudad de Chihuahua.




El caso de los hermanos Rogelio Armando Patiño Canchola, general de brigada y actual comandante de la 31 zona militar con cuartel general en Rancho Nuevo, Chiapas, y el también general de brigada Miguel Ángel Patiño Canchola, comandante de la 43 zona militar con sede en Apatzingán, Michoacán, vendría a ser uno de los últimos casos de miembros de una sola familia que llegan al generalato.




El general Miguel Ángel Patiño Canchola es el mayor de ambos, ingresó en 1970 al Colegio Militar y se graduó en 1974 como subteniente de infantería. Ascendió al generalato en 1999, tienen un curso de operaciones conjuntas por el Fuerte Benning, Georgia, y entre otras comisiones y cargos se ha desempeñado como subjefe de la sección segunda, inteligencia militar, en el estado mayor de la Defensa, y agregado militar en la Embajada de México en Washington, EU, entre 1995 a 1997.




En el caso de su hermano, el general Rogelio Armando Patiño Canchola, ingresó al Colegio Militar en 1972 y se graduó como subteniente de infantería en 1976. Su ascenso al generalato data del año 2003, y entre los cargos y comisiones que ha desempeñado se encuentran el curso de operaciones conjuntas y estado mayor en Fort Benning, Georgia, al igual que su hermano; el curso de apoyo a autoridades civiles en casos de desastre en San Luis Obispo, California; subjefe de la sección quinta, planes estratégicos en el estado mayor de la Defensa; subjefe de la sección séptima, inteligencia antinarcóticos, y comandante de los batallones 74 de infantería, y quinto en la segunda brigada de fuerzas especiales.

FUENTE:
http://estadomayor.mx/?p=28878

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Existen las sagas militares en el ejército mexicano?

Mensaje por Lanceros de Toluca el Junio 16th 2013, 17:15

Gran aporte, muy interesante, +1 Elite

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 97

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Existen las sagas militares en el ejército mexicano?

Mensaje por Lanceros de Toluca el Junio 16th 2013, 17:16

Falto ahi hablar de otra dinastia importantisima:

Los Angeles (Felipe Angeles, su hijo y su nieto Tomas Angeles Dahuahare.

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 97

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Existen las sagas militares en el ejército mexicano?

Mensaje por Invitado el Junio 16th 2013, 17:22

Lanceros de Toluca escribió:Gran aporte, muy interesante, +1 Elite

gracias lanceros, ala orden

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Existen las sagas militares en el ejército mexicano?

Mensaje por ORAI el Junio 16th 2013, 18:39

muy buena informacion
avatar
ORAI
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 1175
Fecha de inscripción : 02/08/2010 Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Existen las sagas militares en el ejército mexicano?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.