Foro Defensa México

Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por INFANTE G-3 el Noviembre 23rd 2010, 19:13

Recuerdo del primer mensaje :

Acabo de ver en forotv un reportaje acerca del estres del personal de la Secretaria de la Defensa principalmente debido a las acciones de combate al narcotraficoy que ha provocado un aumento de las atenciones psicologicas y psiquiatricas otorgadas al personal.

Mencionan que de 2006 a la fecha se han registrado 75 suicidios, 13 en lo que va de este año y que en el mismo periodo se han otorgado mas de 45 000 atenciones psicologicas y mas de 10 000 atenciones psiquiatricas., aunque no especificaron si estas fueron otorgadas solo a militares activos o tambien a militares en retiro o a sus beneficiarios.

Es importante considerar que no todas estas atenciones son directamente efecto del estres por las acciones de armas contra el narcotrafico, yo creo que al igual que en cualquier otra poblacion, en el Ejercito tambien se veria incidencia y prevalencia de diversas afecciones mentales aun sin la actual guerra contra la delincuencia.

Y bueno a mi me intereso particularmente el tema, puesto que mi interés es hacer mi especialidad en Psiquiatria y darme de alta despues en el Ejercito; ya quiero ponerme el uniforme azul zeta y mis barras de Capitan 2o.  bravo ; Ya me vi!!! jeje.

Saludos

INFANTE G-3
Potro
Potro

Masculino Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 28/04/2010 Edad : 35

Volver arriba Ir abajo


Se ha incrementado el número de militares con problemas sicológicos

Mensaje por belze el Noviembre 11th 2013, 02:18


Se ha incrementado el número de militares con problemas sicológicos

De 2006 a la fecha casi 20 mil 500 recibieron atención, indica la Sedena

Los casos alcanzaron su máxima incidencia durante la ‘‘guerra’’ contra el narcotráfico

Muchos soldados presentaban estrés postraumático

Este año han disminuido los reportes

Jesús Aranda

Periódico La Jornada
Lunes 4 de noviembre de 2013, p. 3


En los años recientes se incrementó sustancialmente la problemática de militares que sufren trastornos sicológicos. De 2006 a la fecha, 20 mil 469 elementos de las fuerzas armadas recibieron atención especializada, y de éstos, 159 pasaron a retiro por estos padecimientos, según cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De ser un problema prácticamente inexistente en 2006, y de alcanzar su máxima incidencia en plena ‘‘guerra’’ contra el narcotráfico, el número de soldados atendidos por este problema ha disminuido en los ocho primeros meses del presente año.

Hasta la fecha, la Sedena no ha aceptado oficialmente que el incremento en las cargas de trabajo, el aumento en el número de días que los militares eran enviados a destruir cultivos ilícitos y la creciente participación en enfrentamientos armados con miembros de la delincuencia organizada haya influido en que se presentaran casos del llamado ‘‘estrés postraumático’’.

El 13 de mayo pasado, La Jornada publicó que la Sedena reconocía que no contaba con ‘‘médicos militares especialistas en siquiatría castrense o de guerra’’ para atender los casos de trastorno de estrés postraumático (TEPT), que es un padecimiento al que están expuestos los soldados que participan en combates, sufren lesiones o accidentes o que simplemente tienen traumas por haber matado (a delincuentes) o visto morir a un compañero en acción.

En 2006 fueron atendidos en hospitales y clínicas del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (Issfam) mil 476 elementos, de los cuales siete eran jefes (con grados de mayor, teniente y coronel), 123 oficiales (subteniente, teniente, capitanes segundo y primero) y mil 346 elementos de tropa (soldados, cabos y sargentos).

Un año después, en 2007, los soldados que recibieron atención por trastornos mentales fueron mil 846: 19 jefes, 146 oficiales y mil 681 elementos de tropa.

Para el año 2008, la cifra de elementos con trastornos sicológicos se incrementó a 2 mil 292: 12 jefes, 187 oficiales y 2 mil 93 de tropa. En 2009 sumaron 2 mil 424: 13 jefes, 273 oficiales y 2 mil 138 de tropa. En 2010 aumentaron a 2 mil 748 casos: 23 jefes, 657 oficiales y 2 mil 68 integrantes de tropa.

En 2011, los casos se incrementaron a 3 mil 276, con 37 jefes, 478 oficiales y 2 mil 761 elementos de tropa. El año pasado (2012) aumentaron a 4 mil 356: 42 jefes, 543 oficiales y 3 mil 771 integrantes de tropa.

Finalmente, en los primeros ocho meses de 2013, la cifra de casos marcó una tendencia a la baja, con 2 mil 51 casos, distribuidos entre 194 oficiales y mil 857 elementos de tropa, sin que se registraran esta vez casos de jefes.

La dependencia no registra ningún caso de generales atendidos por problemas mentales.

La mayor incidencia de trastornos siquiátricos tratados por los médicos militares de 2006 a la fecha, son: ‘‘Problemas en relación entre esposos o pareja (4 mil 595); trastornos de adaptación (3 mil 982); problemas relacionados con el grupo primario de apoyo, incluso circunstancias familiares (3 mil 315); trastornos de humor afectivos (2 mil 266), y problemas relacionados con el estilo de vida (2 mil 123)’’.

Los soldados colocados en situación de retiro por trastornos siquiátricos de 2006 a la fecha sumaron 159. En 2006 no hubo ningún caso; 2007, dos; 2008, 40; 2009, 31; 2010, 16; 2011, 24; 2012, 28, y en lo que va de 2013 no se tiene ningún caso registrado oficialmente.


Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Heridas invisibles - Parte 1

Mensaje por belze el Noviembre 11th 2013, 03:22

Les dejo un documental sobre la tematica, pero de la parte 2 se salta a la 5.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Heridas invisibles - Parte 2

Mensaje por belze el Noviembre 11th 2013, 03:22

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Heridas invisibles - Parte 5

Mensaje por belze el Noviembre 11th 2013, 03:23

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Heridas invisibles - Parte 6

Mensaje por belze el Noviembre 11th 2013, 03:24

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Heridas invisibles - Parte 7

Mensaje por belze el Noviembre 11th 2013, 03:25

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

El estrés postraumático atormenta a soldados. MUST SEE

Mensaje por CaballeroDelMar el Noviembre 16th 2013, 15:58

El estrés postraumático atormenta a soldados.

LOS CASOS VAN EN AUMENTO.

Para algunos, lo vivido es algo difícil de arrastrar. “Tengo miedo a que mi pasado me alcance”, confiesa ex integrante de las fuerzas especiales del Ejército.

13/11/2013 02:30 AM
Torreón, Coahuila
De acuerdo a cifras dadas a conocer por el Ejército, los trastornos por estrés son cada vez más comunes en sus filas: en el mejor de los escenarios, los soldados reciben atención psicológica; en el peor, cometen suicidio.

Las respuestas otorgadas por la Secretaría de la Defensa Nacional a las solicitudes acceso a la información pública señalan que gran parte de los casos que atiende el Servicio de Sanidad del Ejército son "trastornos neuróticos o relacionados con el estrés y trastornos somatomorfos".

La historia de un oficial en retiro del Ejército Mexicano sirve para ilustrar el fenómeno: los militares toman posiciones en medio de un sitio donde crece la amapola como los índices de pobreza en México. La materia prima para la heroína extiende sus raíces por cuatro hectáreas, según el reporte levantado días atrás, cuando un helicóptero voló sobre la zona serrana del norte del país.

Vivos recuerdos

Están listos. Esperan la señal. Atentos. "Y empiezan los pelotazos", recuerda El Soldado, uno de los 53 mil 110 que hasta el primer trimestre de 2013 hay en el país, según datos de la Sedena.

Las escenas de aquel enfrentamiento en la sierra se le amontonan en la mente. Ese día de principios de los 90, cuando al gobierno federal le faltaban años para declararle la guerra al crimen organizado, la sangre se le escapó por tres orificios de bala. Además, el culatazo que le destrozó la mandíbula, lo dejó inconsciente. Cuando abrió sus pequeños ojos oscuros, ya convalecía en Guadalajara. Un error en la placa de identificación, que en lugar de A+ tenía grabado otro tipo de sangre, lo llevó de un hospital a otro, de un estado de la República a otro.

En la sala de espera, la que en ese entonces era su esposa fue a cobrar el seguro de vida. Pero al Soldado le faltaba un rato para "clgar las botas". Se divorció, era lo mejor para los dos. Un día, el hombre despertó mientras apretaba el cuello de la mujer con sus manos. Si no la asfixió, fue porque un familiar lo regresó al mundo real, le dijo que parara, que se trataba de una pesadilla.

169 casos de transtornos neuróticos

De acuerdo a la respuesta de una solicitud de información con folio 0000700041813, tan solo en 2011, los psicólogos del servicio de Sanidad del Ejército atendieron 465 casos, de los cuales 169 son "trastornos neuróticos o relacionados con el estrés y trastornos somatomorfos".

Pero este soldado es de los que, cuando despierta ahorcando a su esposa, prefieren tratarse por fuera, donde se desconocen las estadísticas. "Estuve tres meses en la casa de la risa", así le llama al sanatorio psiquiátrico que se ubicaba al sur de la ciudad donde todavía vive.

Mejor dicho, vive a las afueras, en el cinturón de miseria, uno de esos ejidos de la Comarca Lagunera donde los chiquillos juegan futbol hasta medianoche, en una casita con dos cuartos y un refrigerador tan pequeño como el niño que recibe a las visitas. Un ventilador de piso juega a apuntar a todos lados menos hacia el hombre. Le pide a su segunda mujer, con quien decidió refundar su vida, que le traiga las afiches de cuando él estaba en el Ejército.

-¿Qué es lo más preciado que tienes?

La boina. Es algo sagrado –dice mientras observa el pedazo de lana negro-. A veces, se atreve a tocarla. Solo a veces. Se trata de su acreditación como integrante de las Fuerzas Especiales del Ejército, como parte de los primeros mexicanos que recibieron entrenamiento de los kaibiles en Guatemala.

-¿Te la pones?

- No.

-¿Por qué?

-Me trae recuerdos... (a la mujer) ¡Amor, apunta el aire para acá!

La mujer entra en la conversación: "nosotros no lo juzgamos. Procuramos que saque lo que trae poco a poco. Cuando quiera. No ha sido fácil. Pero todo lo que hizo fue parte de un trabajo y ya". Se abrazan.

¿Qué hizo El Soldado?. Días antes, mientras revisaba en qué fecha podía entablar una primera charla, se le soltó la lengua: habló sobre los días con los kaibiles en El Infierno guatemalteco, sobre su paso por la academia militar, sobre el enfrentamiento con pistola que inició contra un superior, sobre su participación en operativos, sobre sus mujeres, sobre sus miedos.

Arrepentimientos

"Hay cosas de las que me arrepiento", confesó como para intentar zafarse de algo que le pesa bastante. Pero hay cosas que, según El Soldado, es mejor no andarlas presumiendo.

El pasado es una loza enorme. Para muchos elementos del Ejército Mexicano, es algo imposible de cargar.

32 casos de suicidio

Está la historia de Aurelio Arcos López, un efectivo militar de 26 años de edad que decidió matarse cuando apenas llevaba unos cuantos días asignado a la misma región donde vive El Soldado.

De acuerdo a las notas periodísticas, el 16 de octubre de este año, Aurelio subió al vehículo oficial estacionado en el puesto de control. Ahí, donde el joven cumplía sus funciones junto con otros compañeros. Puso su rifle de asalto en la barbilla y jaló el gatillo.

El joven siguió el guión elaborado un año antes por Francisco Javier Ávila López de 22 años de edad, el que tocaba el tambor en la banda de guerra del batallón de infantería. Aquel que, según el parte oficial, interrumpió su participación en la práctica de la banda. Se metió a la caseta de vigilancia. Y, cuando tenía el cañón del rifle metido en la boca, dejó escapar una bala.

De 2000 a 2013, la Secretaría de la Defensa Nacional tiene registro de 32 suicidios ocurridos al interior de instalaciones militares (respuesta a la solicitud de información con folio 0000700028813). Falta sumar los casos como el de Aurelio Arcos, quien se quitó la vida en un puesto de control.

El Soldado conoce los riesgos. Robusto, de bigote y ceja poblada, moreno, inquieto y parlanchín, tiene la vista perdida en el recuerdo: "tengo miedo a que mi pasado me alcance".

En busca de nuevas oportunidades

Con su título en la academia militar, El Soldado buscó trabajo en el Ejército como ingeniero. Hubiera sido fácil si su currículum no incluyera la preparación que recibió de los kaibiles guatemaltecos.

El Soldado –quien escogió ese seudónimo porque desde chiquito así le decían- cuenta que en cuanto se enteran que perteneció a las Fuerzas Especiales, los encargados de ubicarlo para ocupar vacantes en la milicia, le ofrecen un puesto más ad hoc, en operativos, por ejemplo.

Cansado de las balas, el hombre optó por retirarse y abrir una pequeña empresa de servicios.

Cada seis meses, tiene que presentarse en la región militar más cercana. Tiene que demostrar que no se ha pasado "al lado oscuro", como dice.

Cuenta que es fácil encontrar buena paga con los "malandros". El otro día, un comando armado le cerró el paso mientras él transitaba en la camionetita que utiliza para el trabajo. Se le quitó el susto cuando reconoció a un ex compañero, que lo invitó a chambear. Acá estoy bien, le respondió.

Condenade Dios a Caín

La respuesta foliada 0000700026713 a una solicitud de información, dice que han causado baja diez elementos del personal militar, que han realizado el curso internacional de adiestramiento y operaciones especiales Kaibil en Guatemala: cuatro por deserción, cuatro por solicitud, uno por sentencia ejecutoriada y uno por muerte.

Haber portado una boina negra lo hace a uno especial, explica El Soldado. Es como la condena de Dios a Caín, esa con la que le imprime una mancha en el rostro que lo delata a donde quiera que vaya.

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Seria interesante los puntos de vista de varios de nuestros foristas sobre esta situacion.
avatar
CaballeroDelMar
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 1403
Fecha de inscripción : 16/03/2012 Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

¿636120 formas de estrés postraumático?

Mensaje por belze el Noviembre 21st 2013, 19:30


¿636120 formas de estrés postraumático?

Condiciones Clínicas
Opiniónnov 5, 2013


Por Fabián Maero - nov 5, 2013


En otros posts de Psyciencia (link, link, link, link) hemos hablado de la quinta iteración del DSM, que ha desatado no pocas controversias (y más malentendidos aún), y que ha generado fuertes respuestas por parte de organizaciones psicológicas alrededor del mundo: ya en 2011 la BPS la Sociedad Británica de Psicología lanzó un comunicado advirtiendo sobre las deficiencias en confiabilidad del manual, la Asociación Psicológica Americana hizo lo propio un poco antes, como también la Asociación para Ciencia Contextual Conductual. Por esta parte del mundo, los foros psicológicos locales también han hecho eco de estas peticiones.

Se trata de un debate delicado. Por un lado, el DSM es una herramienta que facilita la comunicación de investigadores; por el otro, la baja confiabilidad estadística y el descenso de los umbrales diagnósticos para ciertos trastornos que realiza el DSM alimentan dudas sobre su utilidad primera.

Sumándose a esto, Isaac R. Galatzer-Levy y Richard A. Bryant han publicado una investigación en Perspectives on Psychological Science que, cuanto menos, resulta curiosa.

Como sabrán aquellos familiarizados con el DSM, el diagnóstico se lleva a cabo a través de identificar cierto número de síntomas en una lista más extensa (por ejemplo, si el paciente presenta 5 síntomas de 8 posibles se aplica un determinado diagnóstico). Esto lleva a que el número de combinaciones de síntomas posibles para un diagnóstico dado sean muy elevadas. Y mientras esto ya era así en el DSM IV, con el DSM V los números se han vuelto dignos de una fantasía borgeana:

Dicen Galatzer-Levy y Bryant en el estudio:

En un intento por capturar la variedad de síntomas que surgen luego de estrés postraumático , los criterios de la revisión del trastorno de estrés postraumático ( TEPT) en la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales ( DSM- 5 ) se ha ampliado para incluir presentaciones de síntomas adicionales . Una consecuencia de esta expansión es que aumenta la naturaleza amorfa de la clasificación . Usando una ecuación binomial para dilucidar las posibles combinaciones de síntomas , se demuestra que los criterios DSM -IV para el trastorno de estrés postraumático enumeradas tienen un alto nivel de heterogeneidad perfil de síntomas ( 79.794 combinaciones ), los cambios que resultan en una expansión de ocho veces en el DSM- 5 , a 636.120 combinaciones . En este artículo , utilizamos el ejemplo de trastorno de estrés postraumático para discutir las limitaciones de las entidades diagnósticas basadas en el DSM para la clasificación en la investigación elucidando los defectos inherentes que son o bien artefactos específicos de la historia de la DSM o intrínsecas a la lógica subyacente del método de clasificación DSM . Se discuten nuevas direcciones en la investigación que pueden proporcionar una mejor información con respecto a la heterogeneidad conductual clínica y no clínica en respuesta a eventos vitales estresantes potencialmente traumáticos y comunes. Estas alternativas empíricas a un sistema de clasificación a priori resultan prometedoras para responder a las preguntas acerca de la diversidad de respuestas frente a factores de estrés.

636.120 combinaciones para el TEPT es un número elevado, sin duda, pero el dato resulta anecdótico frente a los problemas de confiabilidad estadísticos del DSM.

La controversia sigue abierta, y va a seguir siendo tema de debate. Algunas perspectivas alternativas al DSM, tales como el uso de análisis funcional de la conducta (Yates y Ferster, por dar un par de ejemplos), pueden revisarse en este artículo.

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Cuánto cuesta matar a otro hombre,como se le enseña a los soldados a hacerlo y cual es el precio.

Mensaje por ivan_077 el Diciembre 4th 2013, 05:40

Cuánto cuesta matar a otro hombre, como se le enseña a los soldados a hacerlo y el precio que se paga por tal cosa.


Me acabo de encontrar con un libro. El titulo me intrigó: On killing. Lo leí rápidamente y quiero compartirlo con ustedes.


Sobra decir que a no ser que lo indique, la narración será desde el punto de vista del autor. En un trabajo como éste y con un propósito como el que yo tengo—la plena comprensión del presente punto de vista, de que los soldados son condicionados para matar, los costos que esto implica y como pueden superar la repugnancia que el acto de matar acarrea—no podré evitar tener que explicar ciertas cosas y cierta clase de experimentos con los que el autor y el público especializado estará familiarizado pero el ciudadano común no. Cuando añada puntos de vista personales o sujetos a la polémica lo haré saber. Aunque trataré de contar esto en primera persona—porqué creo que es lo más propicio—, esto será una traducción libre y no respetaré siempre la intersección entre los capítulos, aunque el orden en que serán presentados los temas o puntos si será el mismo. También vale la pena decir que no soy soldado ni comando, y mucho menos Ranger. Todo el crédito para Grossman, es un chingón ese wey.


Y ahora, a lo que nos truje.




Resistencia a matar.


Antes de la Segunda Guerra Mundial se asumía que el soldado común salía a pelear  y mataba en el campo de batalla porque así se lo ordenaban y porque de esa forma defendia su propia vida y la de sus compañeros. Sin embargo, un estudio llevado por S.L.A Marshall encontró que en dicha guerra el porcentaje de soldados estadounidenses que accionaron el gatillo a la vez osciló entre el 15% y el 20%.


La primera parte explica el porqué de tal cosa.  




Pelear, huir, posar o someterse.


“La noción de que las únicas alternativas del conflicto son la pelea y la huida está tan imbuida en nuestra cultura y en nuestras instituciones educativas que poco se ha hecho para cambiarla. Tal cosa ha sido ascendida por la política militar norteamericana al lugar de una ley natural”.


Richard Heckler
In search of the warrior spirit





Una de las causas de nuestro poco entendimiento sobre la psicología en el campo de batalla es la mala aplicación del modelo de huir o pelear. Tal modelo es apropiado en el reino animal para cualquier enfrentamiento entre los animales… excepto en las peleas que se dan entre una misma especie. En tales momentos, encontramos otras dos respuestas: posar o someterse. Este hecho ha sido ignorado tanto por los estrategas como por los profesionales de la salud, por lo que no sorprende en absoluto que la sociedad en general no tenga conciencia del error. La aplicación de un enfoque que abarque estas dos opciones en el campo de batalla es, a mi punto de vista, algo completamente nuevo.


Como sea,  cuando los enfrentamientos se hacen inevitables en miembros de una misma especie casi nunca resultan en una pelea, y cuando lo hacen la pelea casi nunca es a muerte. Las pirañas y las víboras, a pesar de morder despiadadamente toda otra especie  cuando se les da la oportunidad, no llegan a tales extremos al pelear con sus congéneres. Las pirañas pelean con las colas y las serpientes entraban combate en algo parecido a la lucha libre. Una vez el animal ganador demuestra su poder el perdedor tiene dos opciones: huir… o someterse, mostrando su punto vulnerable—por lo general el cuello—, sabiendo que su contrincante no lo matará. Este es un mecanismo necesario para que las especies no se destruyan a sí mismas, y tiene su lugar en el mundo animal.


Todos nosotros deberíamos saber en que consiste la reacción de lucha o huida. . Esta también es conocida como reacción de lucha, huida o parálisis, hiperexcitación, o respuesta de estrés agudo, y  es una respuesta fisiológica ante la percepción de daño, ataque o amenaza a la supervivencia. O dicho de otra manera, cuando sentimos una amenaza, salemos hechos la mecha o nos quedamos a pelear, aunque en algunos casos hay personas que se zurran encima. Pero entonces, ¿Qué es el posar y el someterse?


Observemos a dos animales en lucha. Da igual que sean dos gallos, dos venados o dos pandilleros; se ven, empiezan a caminar el uno alrededor del otro, agachan la cabeza y alzan las plumas; se miran de hito en hito. Eso es posar. Es como cuando dos estúpidos se sacan la pistola para intimidarse el uno al otro; no se están rompiendo la madre-no todavía, al menos-pero están confrontándose.  Eso es posar.


Posar es algo relativamente normal entre la humanidad; lo hacen los pandilleros, lo hacen los guerreros y los miembros de etnias tribales y en general lo hace cualquier cultura a lo largo y ancho del mundo. Y lo hacen también, como no, los soldados. Eso no quiere decir que no haya personas que de verdad quieran abrirte  la garganta; pero en lo que a relaciones humanas se refiere, ellos son la excepción y no la norma. Para los niños –y han sido niños o adolescentes a los que se manda a morir en las guerras- el matar a su enemigo en el campo del batalla por lo general ha estado fuera de sus mentes.


Cuando un soldado sucumbe al pánico, el prosencéfalo(forebrain) deja de tener el protagonismo y el mesencéfalo(midbrain) asume el control. El primero nos distingue como humanos; el segundo es indistinguible de el de los animales. Así pues, cuando caemos victimas del pánico en medio de una batalla dejamos de pensar coherentemente y esas cuatro opciones se vuelven las únicas, asumiendo el posar como la opción más recurrida en tiempos de guerra.


Hay ejemplos de ello en todas las etapas en las que la Guerra ha hecho aparición. Los hoplitas cargaban crines de caballo; las tropas Napoleónicas cargaban pesados y elaborados sombreros con ningún otro propósito que el de hacer parecer a sus portadores más altos. El equivalente a gruñir para intimidar en el reino animal lo encontramos transformado en los campos de batalla pero siempre  presente, trátese ya del grito de batalla de las falanges griegas o del ¡Urra! de la infantería rusa; lo encontramos en las gaitas escocesas o en los gritos de los soldados rebeldes durante la guerra de secesión. Tales gritos siempre preceden a la violencia en todo momento con el propósito de asustar al enemigo y hacerlo huir mientras se refuerza la propia moral de camaradas y compañeros que sienten así resaltada su propia ferocidad.


Posar tiene un rol aún más importante, tangible, aunque a menudo menos valorado de lo que debería. Durante la Guerra de Corea, una unidad francesa tuvo que vérselas contra los del ejército popular de liberación chino. Un pelotón francés cargó con las bayonetas al ristre, vociferando-y ayudados con una sirena de mano, hay que decirlo-, tirando granadas a lo loco y forzando a los chinos a replegarse una vez se vieron los unos a los otros a veinte metros. El daño fue mínimo, pero los resultados fueron tangibles.


El posar se vió especialmente favorecido con el advenimiento de la pólvora. Si la efectividad fuera lo único que contara en el campo de batalla, el arco largo hubiera sido utilizado con asiduidad durante las guerras napoleónicas, y no fue el caso.  Pero un arquero, por muy preciso que fuese, no tenía ninguna oportunidad contra un mosquetero que hacia ¡bang!, una vez que el mesencéfalo asumiera el control. Además, el fuego de mosquetería se acopla excelentemente a posar; llenaba una necesidad básica del soldado que lo único que tenía que hacer era cargar el mosquete, apuntar y disparar por encima de las cabezas del equipo contrario. Ya Ardant du Picq había hecho estudios al respecto en los años 60 del siglo XIX al distribuir cuestionarios entre los oficiales del ejército francés; según estos, incluso los buenos soldados eran propensos a disparar sin apuntar, o disparar especialmente cuando no podían hacerle ningún daño al enemigo. Ciertamente el fuego de mosquetería era inefectivo, pero no tanto como se cree: un experimento prusiano lo deja bien en claro. Formaron un batallón, le ordenaron disparar y avanzar sobre una serie de blancos explícitamente puestos para tal fin. Encontraron que la efectividad a 225 yardas era del 25%, a 150 yardas del 40% y  de 60% a 75. El experimento fue conducido en 1700, pero un siglo después, ¡los soldados de la guerra de secesión sólo causaban de 2 a 3 bajas por minuto a un regimiento agarrado a quemarropa a menos de 30 yardas! Los aborígenes de Nueva Zelanda, por ejemplo, eran grandes cazadores, pero cuando estallaba una guerra tribal le quitaban las plumas a sus flechas y con ellas salían a matar. Esto sería una simple curiosidad, si no hubiera evidencia de que durante la Guerra Franco Prusiana de 1870 (Wissembourg) los franceses mataron 404 alemanes usando 48000 rondas, lo que muestra un índice de un muerto por cada 119 usadas. (Para quién no lo sepa, los franceses contaban con el ejército más temido del mundo en ese momento, al menos hasta que los alemanes se las dejaron caer, nota del traductor).  Parece evidente que el índice de muertos en los campos de batalla no proviene de la infantería,( por supuesto, es necesario recalcar que durante el periodo en el que la pólvora negra dominó el campo de batalla, el 50% de las bajas fueron enviadas al otro mundo por la artillería, y se estima que en el siglo XX tal proporción creció aún más) no al menos antes de que la victoria sea alcanzada. Tanto Clausewitz como Du Picq han señalado que la carnicería empezaba después, cuando el ejército enemigo soltaba sus armas y daba la espalda. El cómo y el porqué de esto será expuesto más tarde.


Por supuesto, tal tendencia a posar puede ser debilitada o anulada con entrenamiento. La historia de la guerra puede ser sumarizada como el desarrollo de nuevas y más efectivas técnicas para matar.  Pero con frecuencia, unidades profesionales altamente competentes se las ven negras con fuerzas guerrilleras entrenadas, y la tendencia a posar vuelve vulnerables a fuerzas menos entrenadas frente a otras que si lo han sido, como los Selous Scouts o el ejército Rhodesiano en general.  Jack Thompson, un veterano de la Guerra de los Arbustos, narra como las ordenes que tenían en caso de un enfrentamiento era la de “tirar nuestras mochilas y entrar a la refriega”. “Los rebeldes estaban mal entrenados y sus disparos siempre iban muy arriba, por lo que éramos capaces de superarlos con nuestra potencia de fuego y rara vez perdíamos algún hombre”. La superioridad que da el entrenamiento en este aspecto se mostró durante la invasión inglesa a las Maldivas o la invasión estadounidense a Panamá, Irak y Afganistán, donde los soldados de tales naciones habían sido entrenados de la misma forma que los soldados de la segunda guerra mundial-nota del traductor: esto es, usando dianas convencionales). En Irak y Afganistán, han muerto menos soldados debido al fuego enemigo que a los dispositivos explosivos improvisados.


Por supuesto, dos décadas con los Rangers le ha enseñado al autor que un soldado debe apuntar anormalmente alto para que los demás lo noten. Grossman narra una anécdota de su abuelo, un veterano de la PGM que falló un tiro a propósito siendo parte de un pelotón de fusilamiento. Sabía que si apuntaba al grito de “¡apunten!” no podría evitar dar en el blanco cuando oyera la orden de “¡fuego”!. Lo que hizo fue desviar ligeramente el rifle al grito de apunten y luego disparar cuando se le ordeno hacerlo. El soldado se sintió orgulloso toda su vida por ser más inteligente que el ejército.  De la misma forma, generaciones y generaciones de soldados parecen haber usado el derecho a fallar un tiro.


Un ejemplo que vale la pena incluir es el de un Contra Nicaragüense. Un mercenario se disponía a emboscar una lancha llena de civiles:



“Nunca olvidare las palabras que Surdo nos decía antes de entrar en acción a modo de arenga pastoral. Si mata a una mujer, mata a una piricuaco; si mata a un niño, mata a un piricuaco(las itálicas no son mías, son del autor: Piricuaco era un término despectivo para decir sandinista).


Nos posicionamos y esperamos la lancha. Cada hombre estaba absorto en sus pensamientos y Surdo se refugió detrás de nosotros, en la foresta. Empezamos a disparar en cuanto se nos dió la orden; todos los disparos cayeron en la ribera contraria. Cuando Surdo se dió cuenta de lo que pasaba, empezó a maldecir en español y apuntó con su AK 47 sobre la lancha, pero esta ya se había ido…Reí para mis adentros, lleno de orgullo. Luego volvimos a movernos”.


Dr. John
American in Arde!



Nótese la conspiración; sin que nadie dijera nada, todos y cada uno de ellos fallaron el tiro, como sin duda lo han hecho miles y miles de soldados desde el principio de los tiempos, ejerciendo el truco de la incompetencia. Nótese también como todos ellos se sienten orgullosos de engañar a sus superiores, cuando se les quiere obligar a hacer una cosa que no quieren.


Igualmente notable, y ciertamente relevante, es el hecho que muchos soldados no sólo fallan al apuntar, sino que no disparan en absoluto. Tal acción es una semblanza de la sumisión, acción en la caemos si no peleamos, posamos o huimos.


Un estudio realizado por el general S. L. A. Marshall  sobre la Segunda Guerra mundial muestra que de los soldados estadounidenses sólo disparaban de un 15 al 20% al producirse un enfrentamiento con las tropas enemigas. Aunque sin duda la dispersión de las unidades jugó un papel importante en la baja cadencia de fuego (firing rate), Marshall notó que incluso bajo avance enemigo, un grupo de soldados más o menos grande se dedicaba a tareas “vitales”, como transmitir mensajes, recoger a los heridos o abastecer a los que si estaban disparando. Los gatilleros eran conscientes de quien disparaba y quién no, y sorprendentemente, eso no afectaba su moral, sino parecía incitarlos a seguir disparando (nota del traductor: ¿neta?  Si no lo dice no me entero XD).

Un estudio realizado por la división de estudios de campo  del British Defense Organizational Analysis Establishment llevado a cabo en el 86 se dedicó a verificar las aseveraciones de Marshall en los campos de batalla modernos, juzgándolas plausibles después. Pero la evidencia siempre ha estado ahí, sólo se necesitaba alguien que quisiera ver.


Occisos (nonfirers) a través de la historia.



Imaginémonos a un recluta de cualquier bando durante la guerra de Secesión.   Cada momento disponible se usaría para que la tarea de cargar, apuntar y disparar un mosquete se volviera automática. Los estrategas imaginaban la guerra con formaciones más o menos grandes que someterían y abrumarían al enemigo con una potencia de fuego superior. Era su propósito entonces convertir al soldado en una máquina que pudiera disparar ronda tras ronda el tiempo suficiente para asegurar la Victoria, y la instrucción no tenía ningún otro fin.


Hoy en día entendemos esa poderosa herramienta que es la instrucción(la palabra que usa el autor es drilling). ”En el fragor de la batalla, perdiendo incluso conciencia de sí mismo, un soldado puede aun así funcionar como una célula del organismo militar, haciendo lo que se espera de él, cosa que hace de forma automática”, en palabras de J. Glenn Gray, en su libro The warriors. Uno de los ejemplos más notorios sobre el éxito de la instrucción para meterle a los soldados patrones de conducta y automatizar lo que se requiere de ellos está en el libro The road past Mandalay, que narra el enfrentamiento entre ingleses y japoneses durante la SGM por el control de Birmania, hoy Myanmar. En el libro, se menciona un enfrentamiento entre ametralladoristas, y el inglés termina con balas en el cuello y la cara;  en su caída el fiambre no cae directamente sobre su lugar, sino que cae de lado y hace una señal con la mano izquierda; la señal de “encárgate tu”. Que un soldado con varias balas metidas en el cerebro haya podido hacer aquello para lo que se le entrenó es más que remarcable. Tal señal fue metida al soldado para evitar que su ametralladora quedara sin operador, y tal suceso muestra el éxito de la instrucción para inculcar patrones de conducta; tal acto fue un reflejo condicionado. ¿Entonces como pitos le hace un soldado, específicamente entrenado para disparar,  para fallar el tiro o no disparar en absoluto? Ciertamente, podemos atribuirle la baja cadencia de disparo a los errores de los tiradores; en el siglo pasado, muchos mosquetes eran cargados varias veces antes de disparar un solo tiro. Pero la cantidad de errores muestra un patrón que no puede ser ignorado. Si los soldados hubieran estado dispuestos a disparar, la cadencia de disparo habría sido más plausible. Sólo la artillería, al ser supervisada frecuentemente y gracias a que los operadores se vigilaban unos a otros parecen haber escapado de tal efecto; la artillería era más efectiva entre más lejos disparaban.




¿Por qué entonces los soldados no disparan, a pesar de saber que no hacerlo pondrá en peligro sus vidas? ¿Porqué no disparan a pesar del entrenamiento que reciben? Los veteranos leerán esto y dirán “ajá , buck fever”(nota del traductor: ignoro el equivalente en español, pero el término hace referencia a cuando un soldado no sabe qué hacer en el campo de batalla y se queda temblando en su sitio o sencillamente no dispara) y estarían bastante justificados para hacerlo, pero ¿Qué es eso? ¿Por qué los soldados no pueden matar cuando salen a cazar hombres?


Aparte de S.L.A. Marshall, el US Army Air Corps (hoy la fuerza aérea de los US) empezó a investigar el problema una vez cayó en la cuenta que menos del 1% de los pilotos habían causado el 40% de bajas enemigas(en el aire) durante la SGM. ¿Cobardía? No era el caso: Los demás pilotos eran guiados a zonas peligrosas de la refriega por sus líderes y los primeros los seguían sin vacilar. Pero una vez veían las caras de los pilotos enemigos, se negaban a disparar….(inconscientemente, por supuesto). La US Air Force intentó solucionar el problema tratando de preseleccionar “killers” para ser entrenados como pilotos de combate.


El que el hombre común sea incapaz de matar a otro hombre es un hecho que no ha sido estudiado lo suficiente por aquellos que estudian las presiones psicológicas y sociales en el campo de batalla. El ver a un hombre a los ojos, tomar la decisión de matarlo y luego mirarlo mientras se desangra hasta morir constituye una de las experiencias más traumáticas, viscerales y emocionales de la guerra. El autor del libro “The psychology of conflict and combat” el psicólogo israelí Ben Shalit lo ha dicho:


“Está bastante claro que la mayoría de los soldados no disparan directamente contra el enemigo. Muchas razones son las dadas, y una de ellas-y extrañamente, la menos discutida-es la resistencia del soldado a participar de una forma más activa”.


¿Por qué no se discute lo suficiente? Si Juan no puede matar sin que se le condicione para ello, sin que se le entrene, a pesar de hallarse su vida en peligro…¿por qué no se ha estudiado lo suficiente?


El mariscal inglés Evelyn Wood dijo alguna vez que sólo los cobardes tienen algo que ocultar. Llamarle cobardes a los soldados que no disparan es bastante inadecuado, aunque ciertamente tienen algo que ocultar. El punto es que (1) una experiencia traumática y llena de culpa inevitablemente creará una telaraña de mentiras, olvido y engaño, (2)tales experiencias se han convertido en los últimos miles de años en instituciones reforzadas por las telarañas de todos los implicados y  (3) hay dos instituciones donde el ego masculino ha considerado adecuada la memoria selectiva, el autoengaño y la mentira sin ningún problema. Estas dos instituciones son dos: La guerra…. Y el sexo.


Básicamente, lo que mantiene al sexo en la oscuridad hace lo mismo con el aspecto en el campo de batalla que hemos discutido aquí. Lo que hace que una pareja oculte sus problemas hace que los soldados oculten los suyos. Y nadie se ha preocupado por ahondar en el tema por las mismas razones por las que el sexo no ha ocupado un lugar relevante en la medicina hasta la era contemporánea; si los soldados ganaban las guerras, era por que hacían las cosas bien, ¿no es así? De la misma forma, la sexualidad era relegada a segundo plano; si de todas maneras las personas tenían hijos, es porque lo hacían bien, ¿o no? Las preguntas más simples pero más importantes son la que menos nos hacemos. Un soldado que saliera de la niebla de la guerra y descubriera que no puede hacer aquello para lo que ha dedicado toda su vida, o que viera que sus compañeros prefieren morir a cumplir con su deber, vería su vida convertida en una mentira. Hay un silencio respecto al tema que maravilla a muchos especialistas y militares por igual, como si hubiera una conspiración. Pero no hay tal; es un acuerdo tácito que nadie se atreve a romper y que yace en el inconsciente de cada uno de nosotros.


Freud decía que viven en cada uno dos fuerzas vitales: Eros y Tanatos. Por un lado [i] el ello[/i[], esa parte oscura de nosotros mismos, y por otro lado el superyó, siendo mediadas estas por el yo. En todo soldado en el fragor de la batalla existen estas dos fuerzas, Tanatos y Eros, la muerte y la vida, la agresión y el amor. Es esa pelea entre ambos por la que incluso Marco Aurelio se sentía mal al matar a las invasiones barbaras que finalmente destruirían Roma, es esa pelea la que hace que un soldado haya matado a un Vietcong y luego se haya sentido asqueado consigo mismo. Quizás nunca comprendamos perfectamente la fuente de tal fuerza, pero, y aunque los estrategas militares la consideren un estorbo, es tal pelea la que indica que quizás haya esperanza para la humanidad.


¿De dónde proviene tal resistencia para matar?  ¿Es aprendida? ¿Es instintiva? ¿Es  racional, hereditaria, ambiental, cultural o social? ¿ O una combinación de ambas?



Pensé que un tema como este merecía un tema separado en esta sección, siendo esta la razón por la que no incluí el anterior texto en el tema que abrí en la sección de libros militares. Si el estado mayor considera esto inadecuado, informenme y lo moveré.


Última edición por ivan_077 el Diciembre 4th 2013, 06:00, editado 1 vez

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Diciembre 4th 2013, 05:45


Ya Ardant du Picq había hecho estudios al respecto en los años 60 del siglo XIX al distribuir cuestionarios entre los oficiales del ejército francés; según estos, incluso los buenos soldados eran propensos a disparar sin apuntar, o disparar especialmente cuando no podían hacerle ningún daño al enemigo.
Quizás los estudios de Du picq tengan que ver con las ordenes francesas de apuntar a la barriga.


¿De dónde proviene tal resistencia para matar? ¿Es aprendida? ¿Es instintiva? ¿Es racional, hereditaria, ambiental, cultural o social? ¿ O una combinación de ambas?
Pienso más bien que esto es un mecanismo de control heredado de cuando vivíamos como una especie más o menos equiparable con las demás del reino animal; para sobrevivir como especie era absolutamente necesario que no nos matáramos entre nosotros. Todos los seres humanos tenemos una responsabilidad inconsciente con nuestra especie, por lo que al 98% no nos es tan fácil matar. Como sea, esta responsabilidad es dejada a un lado cuando una responsabilidad más cercana se hace presente; es eso lo que pasa cuando un país invade a otro. ¿Está mal que un hombre pelee por su país, a pesar de que invariablemente, siempre habrá personas que usen su vida para otros fines? Claro que no. Todo ser sabe, al menos inconscientemente, que su supervivencia depende de la del grupo al que pertenece, y aunque un individuo pueda morir en batalla sabrá que arriesgarse a morir de esa manera es la única manera de preservar, o su descendencia, o sus genes… o su especie. Se puede hablar de patrioterismos, de locura, de barbarie, de lavado de cerebro, pero si la naturaleza no incluyera tal mecanismo no habría naciones sobre este planeta. Es eso lo que distingue a los patriotas de los que no lo son: unos sacrifican sus vidas por el bien común…. Y otros sacrifican el bien común para hacer más fáciles sus existencias. Pero aunque existan los últimos, los primeros no tienen más opción que luchar y morir- y echarse de paso a los hijos de p$#@ del primer grupo. Es por eso por lo que las hormigas soldados mueren por el bien de la colonia, es por eso que los buenos soldados y los buenos policías prefieren sacrificar una existencia relajada con sus familias por el bien común y es por eso que los prisioneros políticos en los gulag soviéticos defendieron Rusia aun si eso significaba luchar por Stalin.

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Lanceros de Toluca el Diciembre 5th 2013, 20:51

Como victima de eso, les puedo decir de primera mano que es una cosa terrible. Ya no regresas igual a casa. Todo sigue igual pero dejas de verle sentido a las cosas. El que cambio fue uno.

No me quiero imaginar el infierno que fue para los veteranos de Chiapas.

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 97

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

342 militares dejan armas por otros oficios; algunos están en tratamiento para evitar suicidios: Sed

Mensaje por CaballeroDelMar el Diciembre 18th 2013, 10:44


342 militares dejan armas por otros oficios; algunos están en tratamiento para evitar suicidios: Sedena.

NACIONAL DOM 15 DICIEMBRE 2013 14:40

Desde 2010, 342 militares han optado por dejar las armas y dedicarse a oficios menos peligrosos, como la jardinería, plomería, albañilería, peluquería, bibliotecarios, entre otros.

El diario Reforma publica este domingo que los elementos castrenses que solicitaron este beneficio pertenecían a Unidades de Arma, como Infantería, Zapadores, Arma Blindada, Caballería y Artillería, y eran considerados para combatir al crimen organizado.

Los 342 militares aprovecharon la reclasificación que ofrece la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a todo su personal con base en el artículo 164 de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea.
Además, esta cifra representa poco más de medio batallón, el cual está integrado en total por 600 elementos.
Este beneficio fue promulgado durante el gobierno de Felipe Calderón, cuando en 2011 el Senado de la República aprobó una iniciativa que permite reclasificar al personal militar para poder incorporarlo con mayor velocidad a la lucha contra el crimen organizado.

La propuesta se consideró para una “situación de emergencia”, sin embargo los militares han aprovechado esto para alejarse de los enfrentamientos y dedicarse a otras actividad que no tenga que ver con las armas.
El periódico capitalino también detalla que de los 239 militares que participaron este año en el concurso de reclasificación “de una especialidad a otra”, 144 buscaron colocarse en la carrera judicial castrense, siendo la más solicitada.

Otras carreras con demandas fueron veterinaria, arquitectura, psicología, pedagogía e historia.
Por otra parte, diario Milenio publica este día que la Sedena comprará equipo para dar terapia de choques a sus elementos que presenten trastornos mentales con intento o ideación suicida, esto con el objetivo de prevenir que hombres y mujeres pertenecientes a sus filas se quiten la vida.

De 2000 al 2012, la Secretaría de Defensa registró 182 suicidios entre sus elementos. La mayoría ocurrió en el el Distrito Federal con más de 40, seguido por el Estado de México con 20; Chiapas con 11, Chihuahua y Guerrero con 10 y con menos de una decena se ubican Sonora, Jalisco, Baja California, Coahuila, Yucatán, Puebla, Nuevo León, Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro, Tlaxcala, Oaxaca, Campeche, Tabasco y Durango.

La dependencia federal dice que las mujeres son la prioridad de este programa porque son las más vulnerables en padecer depresión y otro tipos de trastornos.

El equipo que adquirirá la Sedena será instalado en el Hospital Central Militar en su área de psiquiatría, donde se atenderá a derechohabientes que corran riesgo de quitarse la vida.

Milenio explica que este tratamiento utiliza campos magnéticos pulsados, los cuales se usan el tratamiento de la depresión mayor, depresión bipolar y otros trastornos neuropsiquiátricos, incluyendo el síndrome de Tourette, el trastorno de estrés post-traumático, el dolor y la migraña.

DISMINUYEN QUEJAS CONTRA MILITARES

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) aseguró en septiembre pasado que las quejas por violaciones a los derechos humanos perpetradas por militares han disminuido hasta en 50% en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto.

El titular de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, destacó la disminución de esta cifra y dijo que se debía a una estrategia distinta en la lucha contra el crimen, “donde hay un mayor compromiso de respeto a los derechos humanos, pero todavía siguen presentándose quejas. El que hayan disminuido no implica que han desaparecido las violaciones a los derechos humanos, sino que hay mayor orientación y más compromiso”.
Plascencia Villanueva dijo que en el sexenio del Felipe Calderón eran reportadas unas mil 800 quejas anuales, contra las 700 que se había reportado en el primer año del actual jefe del Ejecutivo federal.

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
CaballeroDelMar
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 1403
Fecha de inscripción : 16/03/2012 Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Diciembre 18th 2013, 11:28

ojalá atendieran mejor a nuestros veteranos. Es una mamada que no se les estime habiendo ellos sacrificado su salud por nuestra integridad fisica.

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por SHACK-AL el Diciembre 27th 2013, 16:25

El articulo esta viciado, o el reportero no se allego de mas informacion.

La reclasificacion a que se refiere, es decir, veterinaria, justicia militar etc, no es propiamente por alejarse de las actividades propias del combate, sino por el hecho de que son profesionistas, y en su inmensa mayoria se trata de personal de Tropa que, al ser reclasificados, ascienden al Grado de Subteniente, esto nada tiene que ver con las reformas al 164 de la Ley Organica, esto siempre ha existido, es decir, cambiar de un arma a un servicio, o de un servicio a otro.

La reforma, permitio de hecho, lo contrario a lo que dice el reportaje, es decir, que personal de servicio, pudiera reclasificarse a algun Arma.
avatar
SHACK-AL
Comisario [Policia Federal]
Comisario [Policia Federal]

Masculino Cantidad de envíos : 735
Fecha de inscripción : 09/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por acadio el Diciembre 27th 2013, 20:57

ademas en un batallón cuando es requerido todo mundo sabe usar un arma y listos para el combate.

acadio
Policia Primero [Policia Federal]
Policia Primero [Policia Federal]

Masculino Cantidad de envíos : 71
Fecha de inscripción : 14/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ORAI el Diciembre 28th 2013, 23:05

jajajajaja se nota a falta de conocimiento del tema por parte del que escribió la nota
avatar
ORAI
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 1183
Fecha de inscripción : 02/08/2010 Edad : 31

Volver arriba Ir abajo

De soldado a deportado

Mensaje por ivan_077 el Abril 14th 2014, 02:16



De soldado a deportado
Laura Sánchez| El Universal
Domingo 13 de abril de 2014

Peleó en Kosovo para obtener la ciudadanía estadounidense, pero fue expulsado por una falta menor


La última vez que Fabián se presentó ante el juez de distrito en Estados Unidos, la sentencia le cayó como una ráfaga de balazos en el pecho. Desde el estrado, retumbó en la pequeña salita el veredicto. Sentado en el banquillo de los acusados, Fabián Rebolledo escuchó desconcertado.

“Me dio las gracias por mi servicio militar, pero me dijo que yo era una amenaza para la sociedad y me deportó así nada más”. El 4 de marzo de 2010, después de vivir 22 años en Estados Unidos junto a su familia, el morelense fue expulsado de ese país.

Pero Fabián no era un migrante cualquiera: desde 1996 fue reclutado por el ejército de Estados Unidos, y durante más de tres años el mexicano recibió entrenamiento militar. Cursó la escuela de paracaidismo y se especializó en armas y búsqueda de explosivos.

Ya para 1997 había firmado su primer enlistamiento, “lo firmé porque a mí se me prometió la ciudadanía americana, en cuanto firmara mi enlistamiento. ¡Yo ya estaba emocionado porque iba a ser el primero de mi familia que se iba a hacer ciudadano!”.

En 1999 el joven chaparrito, de pecho erguido y piel color chocolate, sería enviado a Kosovo, donde había estallado el conflicto entre las guerrillas albanesas y las fuerzas de seguridad serbias.

Yo era un “limpiador de minas”, el que andaba con el detector de metal, localizando las minas, tenía que escarbar alrededor y sacar el explosivo. Ese era parte de mi trabajo. Llegamos a sacar hasta 100 explosivos en menos de una semana”, relata.

El de Fabián no fue el único caso. Miles de veteranos de las fuerzas armadas estadounidenses han sido deportados en los últimos años a pesar de haber combatido en las guerras en las que ha participado el gobierno de Estados Unidos, y no obstante de que les prometieron la nacionalidad estadounidense.

Combatientes de la guerra de Vietnam hasta la de Afganistán han sido repatriados, incluso aquellos que obtuvieron las medallas de valentía. El mayor número de deportados son los veteranos de guerra mexicanos, aproximadamente 2 mil 500, quienes viven en ciudades de la frontera norte con las múltiples enfermedades y secuelas que dejó la guerra.

Kosovo, una pesadilla

Hoy, Fabián Rebolledo viste su traje de gala, el mismo que usó en Kosovo. En el saco negro no se asoma ni por casualidad arruga alguna; en las mangas lleva dos listones dorados como el oro. La boina guinda se inclina de lado, dejando al descubierto las líneas de expresión en la frente.

Nos vemos en la barda fronteriza que separa México de Estados Unidos. Ese lugar es significativo para los veteranos de guerra deportados: ahí plasmaron sus nombres, en las rejas de metal. Y desde ahí se ve Estados Unidos.

Fabián rápidamente atrae las miradas. Se impone sin proponérselo. Su voz grave, y todas las insignias que lleva en la ropa, hacen suponer que es alguien importante. Y sí lo fue: “este fue un regalo que nos dieron de Francia a Estados Unidos cuando ambos países se unieron; esta otra es la insignia de la unidad; y ésta significa que hago trabajo de artillería”, comenta.

Del lado izquierdo lleva el broche más bello de todos, una de las mayores condecoraciones que un soldado puede portar: un par de alas color plata, “las de paracaidismo”. Abajo una serie de cuadros de colores que le otorgaron las Naciones Unidas.

El soldado Rebolledo va al grano: “Me siento traicionado por esa nación (Estados Unidos), porque a pesar de que fuimos la carne de cañón, y después de haber servido, nos echan así, de esa forma, sin tener ningún tipo de consideración”.

Recuerda que una madrugada de abril, y luego de volar 17 horas, los recibió una Albania congelada, alrededor de las tres de la mañana. No olvida que fue tremendo, aún alcanza a ver los misiles cayendo sobre las lomas, mientras una copiosa nevada se abatía sobre territorio de aquel país.

Temblaba el piso, la tierra se estremecía y a Fabián se le salían las lágrimas. “Dónde me vine a meter...”, pensó el joven de apenas 24 años. Pasaron por Macedonia, Pristina y, finalmente, llegaron a Kosovo. Al mexicano aún lo perturba ese momento.

“Había todo tipo de animales muertos, cuerpos, gente muerta, empiezas a oler, a saber a qué huele la muerte, los cuerpos. Yo estaba haciendo guardia en la parte de arriba de la camioneta, pero después fue tanto la costumbre que ya no necesitaba la pañoleta en la cara”, rememora el soldado.

La expulsión

Fabián Rebolledo se jugó la vida en Kosovo, y lo único que recibió fue un green card, un permiso temporal para vivir en ese país, condicionado y que exime a quienes lo obtienen de los beneficios que goza un ciudadano estadounidense.

La tragedia de Fabián comenzó justó ahí. El trauma que pasaron en la guerra no les permitió llegar funcionando correctamente para adaptarse de nuevo a la sociedad. “Yo siempre he dicho que nos entrenan para ser soldados, para matar, pero no nos entrenan para volver a ser parte de la sociedad”.

El soldado que se jugó el pellejo por una nación que no era suya, jamás recibió los servicios médicos. Sólo obtuvo años de pelea y muchos trámites burocráticos. “Sale uno con la necesidad de ayuda sicológica por todo lo que vivimos”.

Dos años después de su regreso de Kosovo, la policía detuvo a Fabián “manejando ebrio”. Ese fue un pretexto para negarle la ciudadanía estadounidense. “Yo creía que ya era ciudadano, incluso dentro del servicio militar yo pregunté a mis superiores si yo era ciudadano y me dijeron que sí”, asegura Fabián.

Desde entonces el soldado retirado dedicó sus días a trabajar en la construcción, las heridas que dejaron la guerra lo obligaron a retirarse de la milicia: durante los entrenamientos se dislocó dos discos, la cadera, y se volteó en un vehículo con municiones activas.

“En 2007 hice un trabajo de construcción, cobré 750 dólares por el trabajo de una semana, me pagaron con un cheque de una compañía de transporte de carga. Fui al banco a cambiarlo, y en caja me pidieron que esperara mientras aprobaban la transacción. En menos de 10 minutos llegaron varias patrullas, los agentes me detuvieron porque el cheque no tenía fondos, y era uno de varios que habían sido expedidos de manera fraudulenta por la compañía que me contrató. Un fraude de 200 mil dólares”.

Para Fabián dos trágicas ironías marcaron su historia. Fue a la guerra porque sería el primero de sus familiares en obtener una ciudadanía, “ahora todos la han obtenido menos yo”.

Y agrega que cuando un soldado muere tiene derecho a que se le expida una ciudadanía inmediata, “(pero) para qué la quiero muerto”.

Luchan por regresar

Se calcula que al menos 4 mil veteranos han sido deportados de Estados Unidos, por cometer faltas menores en ese país. Como parte de una acción histórica, hasta el 20 de abril, los veteranos de guerra deben reunir 100 mil firmas para que el Congreso de Estados Unidos comience a revisar cada uno de sus casos.

“Yo veo entre 95 y 98% de posibilidades de que voy a regresar, a mi país, con mi familia, al lugar donde correspondo, porque yo arriesgué mi vida por mi país, y si fui lo suficientemente bueno para servir, creo que soy suficientemente bueno para vivir en mi país”, considera Rebolledo.

En Tijuana, Fabián, el soldado experto en explosivos, trabaja en un puesto de hot dogs, donde con lo que gana apenas cubre sus necesidades básicas. Habla con dificultad el español, casi siempre lo hace en inglés. Llegó a Estados Unidos cuando cumplió 13 años.

“Por el acento que tenemos, cuando llegas a aplicar a algún trabajo, tan sólo por eso no te lo dan. Qué irónico, porque supuestamente aquí en México hablar inglés es un paso para poder sobresalir”, lamenta el soldado.

Fabián Rebolledo está triste. Le indigna que si muere tendrá todo el derecho a que lo entierren en un cementerio memorial, con todos los honores que merece un soldado. Le entregarán la bandera de Estados Unidos doblada a sus familiares e inmediatamente después le expedirán su ciudadanía.

“¡Pero ya para qué, ¿para qué queremos eso después de muertos? la necesitamos ahora, ahora necesitamos el tratamiento médico, ahora necesitamos nuestra ciudadanía para estar con nuestra familia, no después de que muramos!”, comenta.

La próxima semana Fabián Rebolledo visitará, en Matamoros, a unos cien veteranos de la guerra de Vietnam que están deportados, y viven juntos en una casa hogar llamada la Casa del Indigente; están enfermos y lejos de su verdadera casa.

Para firmar la petición ante el Congreso de Estados Unidos de Norteamérica, para que se analicen los casos de los veteranos deportados, ingrese al sitio de Internet: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Lanceros de Toluca el Abril 15th 2014, 01:36

No nos vendria mal reclutar a los que cubran el perfil. Seria interesante pedir a la SRE que mandara los perfiles e SEDENA y SEMAR y que se metan los que sean mexicanos por nacimiento.

En fin que mucho me reclamaban en TPM que no habia ilegales en las fuerzas de EUA. Ahi para que vean como de que no.

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 97

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Centurio el Mayo 22nd 2014, 09:36

Excelente tema, Ivan, me parece muy relevante
avatar
Centurio
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 1140
Fecha de inscripción : 18/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por belze el Mayo 23rd 2014, 03:02

Te doy un +1, ya que no había visto este tema, y me pareció un buen estudio sobre algunos hechos que ocurren en los conflictos bélicos de todo tipo y resultan recalcables.

Podemos por ejemplo verlos cuando un soldado cubre una granada para salvar a otros miembros de su unidad, cuando mencionas lo del sacrificio por el bien del grupo al que pertenecen, otro aspecto que mencionas es cuando se les pide a los francotiradores que no apunten a la cabeza, para no humanizar al blanco aún a través de la mira.

En particular me llamó mucho la atención la parte sobre el acto de "posar" ya que creo yo que estamos muy familiarizados con ella en el conflicto contra los cárteles. Ya que miembros de estos suelen "posar" ya sea en videos, redes sociales, o las calles como manera de intimidación hacia los rivales, disparando al aire, la manera más común.
avatar
belze
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 6243
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por mossad el Mayo 25th 2014, 01:51

La resistencia a matar es porsupuesto instintiva ( es un mecanismo de sobrevivencia de la especie ) y como consecuencia de esta , es cultural por lo tanto aprendida . En todas o casi todas las culturas matar es un tabu incluso en sociedades guerreras como la espartana , la zulu o la azteca.

Como se " cura " : seleccionando al personal , adiestrandolo , especialmente con blancos realistas en situaciones realistas no con dianas fijas , aun asi con todo ese entrenamiento , la carga cultural pesa y siempre habra quienes no maten a la hora de del combate.

Algo que no menciona la nota ( pues es una sintesis ) son las situaciones especificas de una guerra , no es lo mismo un ejercito de conscriptos luchando contra otro ejercito de conscriptos del mismo grupo etnico ( Francia y Alemania primera guerra mundial ) que una guerra entre un ejercito de voluntarios peleando contra fanaticos de otro grupo etnico ( EU contra talibanes en Afghanistan ) , no es lo mismo un enemigo que no toco tu pais ( EU contra Alemania , segunda guerra ) que un enemigo que toco tu pais ( Union Sovietica contra Alemania ).

La raza ha jugado un papel importante : entre mas diferente el enemigo mas facil matarlo , esto se demostro entre americanos y japoneses , ambos muy diferentes , los americanos no tomaban muchos prisioneros , en cambio con los alemanes solian ser mas humanitarios.

En cuanto a numeros tambien hay que hacer aclaraciones : entre mas moderno un ejercito y mas lejos de sus cuarteles este menos " operativos " emplea , es decir hombres en el frente de batalla mismo , por ejemplo se calcula que por cada hombre ( americano ) en el frente en Afghanistan hay casi 20 atras de el en la enorme cadena logistica que va desde EU , Europa y otros paises de Asia. O sea solo una fraccion de los miles de soldados de EU en Afghanista ha visto combate , ahi seria irrelevante decir que solo un pequeño porcentaje si dispara a matar. Lo opuesto seria el poco sofisticado ejercito mexicano en la actualidad que libra una lucha en todo el pais pero que no requiere la logistica de los americanos ( los mexicanos van a Soriana y echan gasolina en cualquier gasolinera ) por lo tanto tenemos mas " operativos " en el terreno que los americanos.

mossad
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 2119
Fecha de inscripción : 29/06/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Lanceros de Toluca el Mayo 25th 2014, 21:17

De hecho.
Solo una aclaracion: Los japoneses eran los que no se dejaban tomar prisioneros. Fue altamente traumatico para los americanos aceptar esto. Hacia mas facil su toma de decisiones. Pero fue un choque cultural inmenso. para los japos mejor ser muertos, para los gringos mejro capturarlos. Los que si fueron capturados siempre decian que preferirian haber sido muertos, o que solo los capturaron por estar muy mal heridos.

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 97

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Centurio el Mayo 26th 2014, 00:09

Ivan, también te doy +1
Sería bueno que pusieras la ficha bibliográfica.
Es cierto que es una síntesis, pero hay que decir que es una buena síntesis y una buena traducción, y supongo que ambas las hiciste tu.

Esta aportación entra en el tema que se llama "Factor Moral" y no tiene nada que ver con lo que consideramos bueno o malo, actos correctos o incorrectos, o con la Ética, sino con el estado de ánimo, la actitud con la que los soldados van a la guerra y se comportan en ella como vencedores o como perdedores desde antes de enfrentar al enemigo.

Por supuesto, hay muchos asegunes. Por ejemplo, es cierto que los japoneses no se dejaban tomar prisioneros (y tampoco querían tomar prisioneros) no porque fueran salvajes o crueles sino por una cultura guerrera que tenía siglos y estaba muy arraigada. Su conducta no supo ser interpretada por los gringos (que en algunos casos, en reciprocidad, tampoco querían tomar prisioneros, hubo un momento en que no era simplemente que los japoneses no se dejaran tomar prisioneros sino que algunos gringos ya tampoco querían tomarlos, y lo peor fue la salvajada de las bombas atómicas) Por último, aún considerando que los japoneses no se dejaran tomar prisioneros, hay que decir que los campos de entrenamiento gringos se lucieron con sus técnicas de "deshumanización del enemigo", no fue solo lo realmente diferentes que fueran japoneses y gringos, se hizo un esfuerzo deliberado en deshumanizar al enemigo para que fuera más fácil matarlo.
avatar
Centurio
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 1140
Fecha de inscripción : 18/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Mayo 26th 2014, 00:16

muchas gracias por sus comentarios. Se agradecen.
Pues la mera verdad, lo que leyeron era la traduccion de los primeros capitulos: tengo listo el siguiente y en seguida lo colocaré. Sencillamente pensé que todo el mundo conocía el tema, amén de que he estado cerrando en la chamba, asi que no he seguido traduciendo.

En cuanto a lo que dicen, me gustaría añadir que el libro incluye el aspecto de deshumanizacion del enemigo en los capitulos posteriores e incluye una lista de los factores usados para hacer que el soldado haga su trabajo: su obedencia a la autoridad, la presión de los pares, y la distancia, moral, cultural y física.


__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Mayo 26th 2014, 00:28

tambien me gustaría aclarar que si hay especies que combaten a muerte, pero son extremadamente territoriales.¿alguien ve el parecido?


Última edición por ivan_077 el Mayo 26th 2014, 00:30, editado 1 vez

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Mayo 26th 2014, 00:29





La naturaleza de las bajas psiquiátricas, el costo psicológico de la guerra.



“Las naciones por lo general tienden a pensar en los costos de la guerra en términos de dólares, de producción perdida o en el número de bajas. Rara vez, el establecimiento militar intenta cuantificar el costo de una guerra en términos de sufrimiento humano individual. El colapso psiquiátrico sigue siendo unos de los más costosos productos de la guerra cuando es expresada en términos humanos.
Richard Gabriel
No more Heroes


Richard Gabriel nos dice que la probabilidad de convertirse en una baja psiquiátrica—o ser afectado de una forma negativa por el estrés del combate—fue mayor que la probabilidad de caer bajo fuego enemigo en todas las guerras de este siglo peleadas por tropas de los Estados Unidos. Durante la Segunda guerra mundial, más de 800 000 personas fueron declaradas como 4-f, o inadecuadas para el servicio militar debido a razones psiquiátricas. Y a pesar del esfuerzo puesto para dejar a esta clase de personas fuera, otros 504 000 hombres se convirtieron en bajas psiquiátricas, a tal grado que durante un punto de la contienda la cantidad de soldados que tuvieron que ser retirados del servicio fue mayor a la cantidad de reclutas.

Pero no se piense que esto le pasó sólo a los gringos. Durante la guerra del 73, un tercio de las bajas Israelíes fueron de naturaleza psiquiátrica, y al parecer las estadísticas fueron similares del lado egipcio. En la guerra con Líbano del 82, la cantidad de bajas por tal motivo dobló la cantidad de muertos del lado israelí.


El estudio realizado por Swank y Marchand en torno a la SGM determinó que el 98% de los soldados se convertirán en bajas psiquiátricas al cabo de 60 días de combate continuo(esto claro, está, si no se convierten en fiambres primero). Los únicos a salvo de tal cosa son los pertenecientes al restante 2%, que están predispuestos a actitudes agresivas psicópatas. Los británicos durante la PGM creían que un soldado podía aguantar varios cientos días de combate antes de desplomarse, pero esto sólo era posible debido a la costumbre del ejército imperial inglés de rotar a sus soldados, dándoles cuatro días de descanso por cada 12 de combate. Para contrastar, nótese la costumbre gringa durante la SGM de dejar a sus soldados en el frente por ochenta días de un tirón


Es interesante también notar que tales meses de combate ininterrumpido y el estrés que estos conllevan sólo son posibles a partir del siglo XX. Incluso durante los asedios de antaño(que podían durar una década) proveían de amplios espacios para el esparcimiento, debido más que nada a las limitaciones que imponían las tácticas y los suministros. Los daños psicológicos siempre han sido asociados a la guerra, pero sólo a partir del siglo XXI nuestra capacidad física y logística para mantener una batalla supero nuestra capacidad psicológica para soportarla.



__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Centurio el Mayo 26th 2014, 00:50

De todos modos te encargo luego la ficha bibliográfica

Estas aportaciones son las que me motivan a seguir entrando al foro, me da gusto tener compañeros como tu que compartan estos hallazgos
avatar
Centurio
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 1140
Fecha de inscripción : 18/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Mayo 26th 2014, 00:54

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
pues si quieres echarle un chequeada.....

no es una ficha bibliografica (aún)

gracias por el cumplido.

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por mossad el Mayo 30th 2014, 21:15

Eso del 2 % de la poblacion general con tendencias psicopatas , muy cierto viene en un capitulo del libro " On maneuver warfare " , segun los estudios que se han hecho , este 2 % es responsable de la mayoria de las muertes en enfrentamientos cercanos entre infanterias.

Respecto a lo de los japoneses y americanos ( y cualquier otro conflicto entre 2 grupos etnicos diferentes ), segun este libro , si es un factor importante a la hora de matar , entre mas diferentes sean unos de otros mas facil matarlos.

Claro tambien la deshumanizacion del enemigo juega un papel importante , su objetivo es ese : hacer que sea mas facil matar al enemigo , los japoneses les decian a los soldados y civiles que los americanos practicaban el canibalismo , asi que muchos preferian suicidarse antes que ser la cena de los gringos. A veces esa deshumanizacion resulta contraproducente : los argentinos le hicieron tan mala fama a los Ghurkas en la Guerra de las Malvinas ( los acusaban de ser drogadictos , canibales y mas ) que cuando los ghurkas se disponian a avanzar hacia posiciones argentinas , estos mejor se replegaron.

En contraste con ese 2 % del que se hablaba arriba esta una buena parte de las tropas ( especialmente en ejercitos de voluntarios ) que encajan dentro de lo que la psicologia militar llama " la personalidad o conducta del perro ovejero " son hombres que sienten que pueden hacer el mismo daño que el enemigo pero solo a otros hombres armados , igual que un perro ovejero ( como el Collie por ejemplo ) que puede matar a lobos , coyotes o zorros que amenacen el rebaño de ovejas pero jamas hacen el menor daño a una oveja.

El factor " deshumanizar " en realidad es instintivo pero se le refuerza aun mas con bombardeos psicologicos , tan es instintivo que a los pilotos americanos durante su curso de sobrevivencia les enseñan que si son capturados se quiten el casco inmediatamente , esto porque estadisticamente se ha comprobado que hay mas probabilidades de que los soldados le disparen a " algo " que no parece tan humano , lo mismo aplica para camuflage facial,pasamontañas y mascaras de gas.

mossad
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 2119
Fecha de inscripción : 29/06/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Lanceros de Toluca el Mayo 31st 2014, 00:58

a los pilotos americanos durante su curso de sobrevivencia les enseñan que si son capturados se quiten el casco inmediatamente , esto porque estadisticamente se ha comprobado que hay mas probabilidades de que los soldados le disparen a " algo " que no parece tan humano

Mas bien te referiras a que si son derribados jeje porque si ya son capturados cambia la situacion.

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 97

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Mayo 31st 2014, 01:59

no, capturados. Esa es la razón atribuida a que los cascos azules usen por lo general boinas en lugar de casco.


y tecnicamente, todos los patriotas del foro que tambien estan en el activo forman parte de esos valientes que tu llamas sheepdogs, mossad. Yo prefiero llamarlas dioses (motivos propagandisticos, pa que me hago p*****o) o guardianes. Como tu dices, son personas que buscan matar, pero sólo a la persona correcta y defender así al resto de la manada.

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por mossad el Junio 1st 2014, 02:10

Lanceros de Toluca escribió:
a los pilotos americanos durante su curso de sobrevivencia les enseñan que si son capturados se quiten el casco inmediatamente , esto porque estadisticamente se ha comprobado que hay mas probabilidades de que los soldados le disparen a " algo " que no parece tan humano

Mas bien te referiras a que si son derribados jeje porque si ya son capturados cambia la situacion.



Si , a eso me referia , jajajaja sorry .

mossad
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 2119
Fecha de inscripción : 29/06/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Lanceros de Toluca el Septiembre 15th 2014, 01:22

Me choca que esta temporada anden eche y eche cohetes, aguanten vara veteranos.

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 97

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Octubre 28th 2014, 02:26



Cada mes, 600 militares atendidos por depresión
De abril de este año, cuando arrancaron las terapias con el nuevo equipo, a la fecha se ha tratado a 90 personas, de las cuales 90 por ciento son mujeres y solo 10 por ciento hombres.
Relacionadas

Noticia 14% de consulta infantil psiquiátrica es por trastorno depresivo
Noticia Depresión afecta al doble de mujeres que de hombres
Noticia Padecen depresión 10 millones de mexicanos

Más de Policía

Alma Delia Chávez Guerrero y Yahir Alfredo Sandoval planearon y llevaron a cabo el homicidio del integrante de la Banda El Recodo.
Esposa y su amante asesinaron a Aldo Sarabia: PGJ de Sinaloa
La agrupación subió esta foto a su Twitter, en señal de luto por la muerte de su compañero Aldo Sarabia.
Detienen a pareja por homicidio de integrante de El Recodo
El alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez.
Giran nueva orden de aprehensión contra Abarca
Se suicida notario de Cuernavaca

Juan Rogelio Ríos, jefe de psiquiatría del Hospital Militar, atiende a un paciente.
Juan Rogelio Ríos, jefe de psiquiatría del Hospital Militar, atiende a un paciente. (Javier García)

Alejandro Madrigal 27/10/2014 03:05 AM

México

En México, la segunda causa de discapacidad laboral es el trastorno de la depresión y la ansiedad, y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)no es la excepción.

La Sedena no se escapa de esta problemática, porque la depresión también aqueja a efectivos, veteranos y derechohabientes, siendo uno de sus principales objetivos a vencer.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que este trastorno afecta a más de 350 millones de personas de todas las edades en el mundo. En México es la principal causa de suicidio.

La OMS anunció que para 2025 la depresión sería la segunda causa de discapacidad laboral; sin embargo, México se adelantó 15 años y ya se encuentra en ese lugar, de acuerdo con el teniente coronel Juan Rogelio Ríos, jefe de psiquiatría del Hospital Central Militar.

En el sector castrense, de los mil 500 pacientes que acuden mensualmente a consultas externas al hospital, “30 o 40 por ciento de personas presenta un grado de depresión o angustia”, confirmó Ríos a MILENIO.

En Enero pasado la Sedena invirtió 3 millones 200 mil pesos para comprar dos equipos que son utlizados para aplicar terapia que ayuda a tratar la depresión y, en su caso más severo, el intento de suicidio.

Se trata de un estimulador magnético transcraneal, un método alternativo y complementario para combatir ese trastorno, que tendrá sus primeros resultados a finales de año, “pero estamos seguros que con este tratamiento, el paciente podrá sentir mejoras en la depresión” en un plazo de un año, dijo el especialista.

“Los estamos usando para la depresión, pero también para las ideas de muerte. El suicidio es un componente del síndrome depresivo mayor, pero en una fase avanzada. El intento suicida se puede presentar como trastorno, es donde podemos ocupar este equipo para ayudarnos a disminuir ese tipo de pensamientos.

“La verdad es que la respuesta que hemos tenido con este equipo ha sido muy buena, los pacientes han mejorado la sintomatología”, agregó el mayor César Federico Franco, adscrito al área de psiquiatría para hombres del hospital militar.

AUMENTAN SUICIDIOS

En 2013, el Departamento de Defensa de Estados Unidos informó que el número de suicidios ascendió a 255 ese año; sin embargo, desde 2010 se han registrado alrededor de 300 casos.

Este informe, publicado por el Pentágono, confirma la muerte por suicidio de 74 militares en activo el primer trimestre de 2014, lo que lo convierte en un asunto serio entre las fuerzas armadas.

En el mundo, casi un millón de personas se quitan la vida cada año a consecuencia de la depresión; en Latinoamérica, la OMS tiene un registro de 63 mil personas que toman el camino del suicidio, siendo la tercera causa de muerte entre personas de 10 a 19 años de edad.

En este caso, la depresión es un trastorno con características que van desde la tristeza, dificultad para disfrutar, desesperanza, pesimismo, baja autoestima, alteraciones de ánimo, sueño y apetito. En su caso más severo, provoca la idea suicida.

De abril de este año, cuando arrancaron con las primeras terapias con el nuevo equipo, a la fecha se ha tratado a 90 personas, entre militares en activo, en retiro y derechohabientes, de los cuales 90 por ciento son mujeres y solo 10 por ciento hombres.

De acuerdo con Ríos, se compraron los aparatos para atender al sector femenino y brindarle mejores oportunidades de trabajo.

“Se adquiere con presupuesto de equidad de género, esto con el objetivo de disminuir la brecha que existe entre hombres y mujeres y mejorar la igualdad”, dijo.

Con el estimulador magnético transcraneal se aplica un procedimiento terapéutico mediante la estimulación del cerebro, y que es complementario al tratamiento con medicamentos para obtener mejores resultados.

Emite impulsos electromagnéticos a la corteza prefrontal lo que genera que las neuronas de algunas zonas de la corteza cerebral liberen neurotransmisores que mejoran el estado de ánimo.

El tratamiento consiste en tomar un punto de referencia en la cabeza, específicamente la corteza motora. Posteriormente, a 7 centímetros de distancia se busca la corteza prefrontal, que es el punto exacto para comenzar la terapia de 10 a 15 minutos: “Este aparato disminuye la depresión igual que un medicamento, con la ventaja de que no hay reacciones colaterales.

A finales de este año y después de 15 sesiones del primer paciente se evaluarán los resultados: “Muchos confunden este tipo de terapia con la de choques electroconvulsivos o electroshock, que son descargas, pero no. En este caso se utiliza la estimulación magnética sobre el cráneo y eso llega a ciertas zonas para mejorar los síntomas”, aseguró César Federico Franco, adscrito al área de psiquiatría en hombres del Hospital Central Militar.

El trastorno

- La depresión es una enfermedad que está asociada a una amplia variedad de síntomas emocionales, neuropsicológicos y físicos.

- Por desconocimiento, comúnmente se cree que no es algo serio, pero al no ser tratada oportunamente puede llevar inclusive a la muerte. Un diagnóstico a tiempo ayudará a que la calidad de vida de quien la padece sea mejor.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

trastornos de stress

Mensaje por ogmios03 el Octubre 28th 2014, 22:39

uno de esos supuestos psiquiatras del Hospital Militar atendió a mi hermano y sólo lo empeoró, y por cosas así como depresión... mi metodo funcionó y en días estuvo curado.

El asunto es de una desestructuración social, la anomía como le llamaban, menos sensación de pertenencia, más vacío, menos interacción social real y familiar, pura faramalla... pero con un destrabe de la dinámica y más dinamismo rápido se soluciona, incluso problemas de violencia familiar, indisicplina, celos, todo se puede solucionar si usamos a la evolución de millones de años a nuestro favor. Nunca crean en las charlatanerías por favor, en la naturaleza nada es nuevo, siempre usa lo anterior y anterior y anterior, jamás crea algo totalmente nuevo. No se pueden crear ni terapias ni nada que esté más allá de la naturaleza, es decir, nuevos metodos o nuevas formas de interactuar, más bien si son eficaces sólo las redescubren pero es todo.

Los depresivos se generan por fallas en el sistema... a menos que sea un problema netamente fisiológico, eso es muy raro... aguas porque muchos sólo salen con esa solución fácil: píldoras et al.

ogmios03
Comisario General [Policía Federal]
Comisario General [Policía Federal]

Masculino Cantidad de envíos : 1148
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Noviembre 11th 2014, 00:34

entendido

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Noviembre 25th 2014, 23:54



El estudio realizado por Swank y Marchand en torno a la SGM determinó que el 98% de los soldados se convertirán en bajas psiquiátricas al cabo de 60 días de combate continuo(esto claro, está, si no se convierten en fiambres primero). Los únicos a salvo de tal cosa son los pertenecientes al restante 2%, que están predispuestos a actitudes agresivas psicópatas. Los británicos durante la PGM creían que un soldado podía aguantar varios cientos días de combate antes de desplomarse, pero esto sólo era posible debido a la costumbre del ejército imperial inglés de rotar a sus soldados, dándoles cuatro días de descanso por cada 12 de combate. Para contrastar, nótese la costumbre gringa durante la SGM de dejar a sus soldados en el frente por ochenta días de un tirón

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Es interesante también notar que tales meses de combate ininterrumpido y el estrés que estos conllevan sólo son posibles a partir del siglo XX. Incluso los asedios de antaño (que podían durar una década) proveían de amplios espacios para el esparcimiento, debido más que nada a las limitaciones que imponían las tácticas y los suministros. Los daños psicológicos siempre han sido asociados a la guerra, pero sólo a partir del siglo XXI nuestra capacidad física y logística para mantener una batalla superó nuestra capacidad psicológica para soportarla.



Fatiga

Este estado de cansancio tanto mental como físico es uno de los primeros síntomas. El soldado se vuelve antisocial y sobre irritable, pierde interés en todas las actividades y busca eludir toda responsabilidad o actividad que conlleve n esfuerzo mental o físico. Empezará a tener ataques de llanto, de ansiedad o de terror extremo. También empezarán a presentarse ciertos síntomas somáticos, como hipersensibilidad al ruido, palpitación y sudoración incrementada. Tales estados de fatiga sientan las bases para un colapso completo y más agudo; si al soldado no se le evacúa del campo de batalla colapsará. El único remedio es la evacuación y el descanso.



Estados de Confusión


La fatiga puede rápidamente degenerar en la disociación psicótica alejada de la realidad que marca el estado de confusión; usualmente el soldado no sabe ni quien es ni donde está. Incapaz de lidiar con su entorno, se ha removido psicológicamente de él. Los síntomas incluyen delirios, disociación psicótica, y cambios de humor maniaco depresivos. Una respuesta común es el síndrome de Ganzer, en el cual el soldado hará bromas, se hará el gracioso y buscará enfrentar el horror a través del humor negro.


El grado de aflicción en los estados de confusión podrá variar de lo meramente neurótico a lo abiertamente psicótico. La serie de televisión M*A*S*H*, lo describe bastante bien. Este forista no tiene ni idea de qué serie sea, pero según el libro, cuando un soldado agarra el miembro mutilado de un soldado enemigo tras un duro combate y empieza a hacer bromas con él, significa que tiene el síndrome de Ganzer.


(Algo bastante extraño, porque la descripción dada me recuerda a mi escuela en Nezahualcóyotl)




Histeria de conversión

La histeria de conversión puede ocurrir traumáticamente durante el combate o postraumáticamente, durante la vida de civil. Esta se manifiesta a sí mismo como una incapacidad de saber dónde está uno o como funcionar de cualquier modo, síntomas a menudo acompañados con un vagabundeo sin propósito a través del campo de batalla sin importar los riesgos que se corren, El soldado se vuelve amnésico algunas ocasiones y bloquea largas partes de su memoria. A menudo, la histeria degenera en ataques convulsivos en los cuales el soldado se deja caer al piso, asume una posición fetal y empieza a temblar violentamente. Gabriel hace notar que durante ambas guerras mundiales la parálisis de un brazo era bastante común, y que era el brazo que accionaba el gatillo el usualmente afectado. El soldado puede volverse histérico al quedar noqueado por un impacto, al recibir una herida relativamente menor o al experimentar un tiro que pasó extraordinariamente cerca o/y que falló. Los síntomas también pueden aparecer después de haber arribado al hospital o antes de regresar al campo de batalla. Sin importar el síntoma, En la histeria de conversión la mente siempre es la culpable de los síntomas, los cuales aparecen como una defensa del soldado para evitar tener que soportar o regresar a los horrores de la batalla.


Estados de ansiedad
Estos estados son caracterizados por un cansancio o tensión totales de los que no se puede escapar ni a través del sueño ni con el descanso, degenerando en una incapacidad para concentrarse, Cuando duerme el soldado se ve víctima de terribles pesadillas. Al final el soldado se obsesiona con la muerte y con el miedo de fallarle a sus compañeros o/y que ellos descubran que es un cobarde. Esta ansiedad general puede degenerar en una histeria completa. Con frecuencia la ansiedad es acompañada por un acortamiento de la respiración (shortness of breath), debilidad, dolor, visión borrosa, mareo, anormalidades vasomotoras (lo que sea que signifique eso) y desmayos.

Otra reacción la cual es vista comúnmente en los veteranos de Vietnam que sufren de síndrome de estrés postraumático es la hipertensión emocional, la cual se puede manifestar años después del combate y que consiste en un aumento dramático de la presión sanguínea, con un acompañamiento de la sudoración, nerviosismo y demás chingaderas que ya hemos visto.


Estados obsesivos compulsivos.

Estos estados son similares a la histeria de conversión, salvo que aquí el soldado se da cuenta de la naturaleza mórbida de los síntomas y de los miedos en sus raíces. Aun así, los temblores, palpitaciones, balbuceos, tics y demás no pueden ser controlados. Eventualmente el soldado tomará refugio en alguna clase de reacción histérica que le permita escapar de la responsabilidad física de sus síntomas físicos.




Desordenes de carácter


Estos incluyen características obsesivas en las cuales los soldados se obsesionan con ciertas acciones y cosa, así como tendencias paranoicas acompañadas de irascibilidad, depresión y ansiedad (que a menudo toman la forma de amenazas hacia su persona), amén de tendencias esquizoides que llevarán a la hipersensibilidad y al aislamiento, así como reacciones de carácter epileptoides (epileptoides?) acompañadas de iras periódicas, el desarrollo de una religiosidad extremadamente dramática y de la degeneración final hacia una personalidad psicótica. Lo que ha pasado es que el soldado a sufrido una alteración fundamental de su personalidad.



Estos son solo unos de los posibles síntomas de las bajas psiquiátricas durante la guerra; entre más gloriosa, más bajas. Gabriel hace notar que lo verdaderamente cagante de esto es que los síntomas se vuelven problemas muy profundos, que a menudo son síntomas de problemas aún más enterrados y así sucesivamente. El punto aquí es que todos los soldados desarrollarán tales síntomas tras unos meses de combate ininterrumpido, salvo aquellos predispuestos psicológicamente para soportarlo.


Tratando a los mentalmente mutilados


El tratamiento de tales manifestación por lo general consisten en remover al soldado de la zona de peligro; hasta la era post Vietnam, tal era el único tratamiento considerado necesario. Pero el problema es que el establecimiento militar no quiere sencillamente mandar al soldado a su casa, quiere regresarlo al combate! Y el soldado no quiere regresar….
Este síndrome de evacuación es la paradoja de la psiquiatría de combate. Una nación debe preocuparse por tratar a sus bajas psiquiátricas, dado que no son de ningún valor en el campo de batalla (el pánico y el derrotismo son contagiosos) y porque pueden ser usados como valiosos refuerzos cuando se recuperen eventualmente. Además, la nación que los utiliza por el solo hecho de hacerlo contrae hacia ellos una deuda de honor. Pero si los soldados empiezan a darse cuenta que los soldados con colapsos son evacuados, las bajas psiquiátricas se multiplicarían exponencialmente. Así que la solución a este problema consiste en rotar a las tropas por periodos para que descansen y se recuperen. Desgraciadamente, esto no siempre es posible. Proximidad y expectación son los principios desarrollados para lidiar con esta contingencia, los cuales se han mostrado bastante efectivos desde la primera guerra mundial. El primero consiste en tratar a las bajas de este tipo lo mas cercanamente posible al campo de batalla, y el segundo consiste en recordarle al soldado que se espera que se recupere pronto para que se una a su unidad lo más pronto posible, algo de lo cual se deben encargar tanto oficiales como personal médico. Así se atienden a las bajas psiquiátricas con merecido descanso, mientras que a hombres en el frente se les deja en claro que un colapso nervioso de ninguna manera es un pasaporte a la vida civil.

Capítulo traducido del libro “On Combat” , páginas 41—49

Teniente Coronel Dave Grossman, ”On killing”, The psychological cost of learning to kill in War and Society, edición revisada, Estados Unidos, Back Bay books, 2009.



__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Centurio el Noviembre 26th 2014, 17:53

Muy buena aportación. Algunas observaciones:
en español la conjunción es y/o, no al revés.

Epileptoide significa que simula o parece epilepsia pero no lo es, serían falsas convulsiones, ataques de movimientos repetitivos.

Este forista no solo sabe que serie es MASH sino que además es forofo de la misma serie. Primero fue una película y luego la serie. Es muy fácil encontrarlo en Wikipedia, pero resumiré: en la Guerra de Corea se desarrolló un concepto nuevo de evacuación de bajas en helicoptero y hospitales más próximos al frente que se llamaron Hospitales Quirúrgicos Móviles (Mobil Army Surgical Hospital) donde podían realizarse cirugías de urgencia y después trasladar al paciente a otros hospitales en retaguardia. La película (y la serie) trata de uno de esos hospitales, donde el director (un teniente coronel), el jefe de quirofano y la jefe de enfermeras (ambos mayores) son militares de carrera, pero los cirujanos (con graduación de capitán) son médicos civiles que han sido movilizados y que no se adaptan muy bien al medio militar. Como la situación en la realidad fue caótica sobre todo en las ofensivas comunistas que causaron gran cantidad de bajas, el ambiente que se vivía en esos hospitales eran muy estresante. Los personajes, sobre todo los cirujanos que son los heroes de la pelicula y la serie, se defienden con un humor negro, muy ácido. Hay además otros personajes completamente locos, como el secretario del director, el cabo "Radar", y un camillero que finge ser trasvesti pretendiendo lograr su baja psiquiatrica, que se le niega a lo largo de toda la serie.
La serie es entretenida, divertida e instructiva pero no deja de ser lo que es: una serie de TV gringa, asi que no hay que tomarlo como si fuera la Biblia. Pero da una idea de lo que fue.

De paso, les dire que lo que hemos vivido en el IMSS las ultimas tres decadas, tiene una fuerte semejanza con la serie.
avatar
Centurio
Miembro Honorario
Miembro Honorario

Masculino Cantidad de envíos : 1140
Fecha de inscripción : 18/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Lanceros de Toluca el Noviembre 28th 2014, 23:59

Ivan, tu aportacion es muy buena, pero muevela al tema del estres postraumatico. Esto no va tan bien aqui.

Lanceros de Toluca
Alto Mando
Alto Mando

Masculino Cantidad de envíos : 19875
Fecha de inscripción : 25/07/2008 Edad : 97

https://www.facebook.com/pages/Defensa-M%C3%A9xico/3631280304218

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por ivan_077 el Enero 11th 2015, 02:16

entonces si esta buena? la voy a buscar por youtube entonces, centurio

__________________________________________________________________________________________________
"No hay mas diferencia entre los hombres que el vicio o la virtud" Jose Maria Morelos y Pavon.

No hay raza inferior; solo hay sujetos inferiores
Bendita se la muerte, porque a nadie le concede lo que no les da a todos los demas;alabada sea la muerte que se yergue piadosa ante el hombre que ha cumplido su deber.
avatar
ivan_077
Staff

Masculino Cantidad de envíos : 7905
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Trastornos psicologicos causan estragos a las Fuerzas Armadas.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.